Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Preocupa la baja en los niveles de venta interanual de medicamentos

Con el fin de abaratar costos, hoy las personas prefieren los medicamentos genéricos a los de las primeras marcas. (ISLETAS NOTICIAS) Con el fin de abaratar costos, hoy las personas prefieren los medicamentos genéricos a los de las primeras marcas. (ISLETAS NOTICIAS)

Muchas personas, en medio de dificultades económicas, se vieron obligadas a interrumpir o a cumplir parcialmente con los tratamientos indicados por sus médicos. En Pergamino la situación es compleja, así lo definió la presidenta del Colegio de Farmacéuticos, Rosana Mirad. Cada vez más se opta por los genéricos.


De acuerdo con lo expuesto por algunos medios nacionales, los argentinos compraron 100 mil remedios menos por día el último año y preocupa la interrupción de tratamientos. Son datos de la Confederación Farmacéutica Argentina y otros referentes del mercado. El descenso comenzó con fuerza en mayo, se intensificó en los últimos meses del año pasado y continuó en enero y febrero.
Esta alerta genera preocupación entre los especialistas porque sugieren que muchas personas, en medio de dificultades económicas, se vieron obligadas a interrumpir o bien a cumplir parcialmente con los tratamientos indicados por sus médicos.
Atentos a la situación en Pergamino, LA OPINION dialogó con Rosana Mirad, presidenta del Colegio de Farmacéuticos de nuestra ciudad, quien señaló que no hay números estadísticos que den cuenta de la realidad que atraviesa el mercado local. No obstante confirmó que en la práctica los ciudadanos eligen qué medicamentos, del total que figura en las recetas, pueden adquirir considerando el dinero disponible con que cuentan.

Elegir el medicamento
“Si nos referimos a los datos que nos da la Confederación Farmacéutica Argentina, nos dicen que bajó el 12 por ciento el nivel de venta interanual, medido en cantidad de cajas de medicamentos; si lo pasamos a la práctica en nuestra ciudad los farmacéuticos somos testigos de que las personas deben elegir de la receta cuáles son los medicamentos que van a comprar, porque no tienen el dinero disponible para todos. En este marco, muchas veces preguntan a los farmacéuticos cuáles son los medicamentos más importantes de la receta”, señaló Rosana Mirad. Esto va en detrimento de la continuidad de los tratamientos o de su cumplimiento parcial.
Otra de las cuestiones tiene relación con el incremento, en dinero, de lo anotado en las cuentas corrientes, que es muy usual en el interior de la provincia de Buenos Aires. “Notamos que el aumento de la cuenta corriente se incrementa continuamente lo que va en detrimento del farmacéutico porque muchas veces no llegamos a pagar las droguerías”, dijo Mirad.

Hablando de salud
La relación de confianza que se genera entre el profesional y el ciudadano, sumado ello a que la venta de medicamentos es una cuestión de salud, genera una situación difícil a la hora de cobrar o decir que no. “Estamos hablando de la salud de las personas y es muy difícil negarles los medicamentos a alguien sobre todo cuando tenemos una relación de años y conocemos a nuestros clientes”, afirmó la titular del Colegio.

Volver a los genéricos
Por estos días la sustitución de medicamentos es común, se volvió al genérico, las personas compran la tira suelta de medicamentos, la menor cantidad posible para salir del paso. Ante esta situación, consultamos a la profesional sobre qué hay de verdad y cuánto de mito respecto al efecto que produce el genérico contra el de primera marca. Al respecto Mirad señaló que “tanto los medicamentos de primera marca como los genéricos están aprobados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), por ende la cantidad de droga que contienen es la misma, quizás el medicamento de primera marca hace efecto más inmediato que los genéricos, es una cuestión de absorción”.

Suba de precios
Que la mayoría opte por los genéricos o que pueda comprar algunos y no todos, responde al significativo aumento de precios. “Muchos medicamentos tienen principios activos de afuera por lo que al aumentar el dólar, se incrementa indefectiblemente su precio”.

Pool de compra
Otras dificultad que perciben es la situación con el Pami “con quienes tenemos un convenio a través del que se fija un tope de dinero. El Pami tiene un precio distinto al de las otras obras sociales y ese precio hace que nosotros podamos financiar cada vez menos, porque el monto que nos abonan más la bonificación que nos piden, hace que nuestra rentabilidad baje cada vez más. Consecuentemente no podemos tomar la cantidad de personas necesarias para cubrir el papeleo que significa el Pami, que apareja el completar y estar atentos a muchas recetas. No obstante es importante destacar que en el convenio se cumplen con los plazos de pagos acordados”, refirió Mirad.
Al respecto, indicó: “Al congelar el precio, el Pami nos congela la rentabilidad y la situación se torna muy difícil. Ante esto los farmacéuticos a nivel local nos hemos reunido, incluso con autoridades del Colegio bonaerense para ver cómo podemos solucionar esta situación y traerle al farmacéutico un poco más de margen, sobre todo teniendo en cuenta el pago a la droguería.
“Una de las posibles soluciones tiene que ver con la compra en conjunto, un pool de compra y así recibimos algún punto de bonificación, un descuento en el precio”.

¿Con o sin tarjeta?
Consultada sobre la adhesión de las farmacias al sistema de débito y crédito, la presidenta del Colegio de Farmacéuticos indicó que “es una decisión particular de cada una de las farmacias, en la mayoría entendemos que se ofrece el pago con débito; respecto al pago con tarjeta de crédito y la cantidad de cuotas, las elige cada comerciante de acuerdo a su economía”.

Nuevas estrategias
Los tiempos de crisis han llegado para todos. Las bajas en la rentabilidad y en la cantidad de unidades de medicamentos que se comercializan, hace que el farmacéutico no pueda contar con un completo stock como en otros tiempos. En muchos casos el contexto socioeconómico los obliga a vender otro tipo de productos. Al respecto, Mirad aclaró que “no es política del farmacéutico tratar de incorporar otros rubros a la farmacias, de acuerdo a la Ley en las farmacias se puede comercializar medicamentos y productos de higiene y tocador, también de herboristería y ortopedia.
“No estamos dispuestos a salirnos de la Ley, pero la situación es tan compleja que no me extraña que en alguna farmacia se incorpore la venta de productos que están al margen de la normativa vigente”.

Viaggio Espresso