Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Preocupación de la Defensoría del Pueblo por la falta de uso del casco

La infografía muestra las estadísticas de accidentes de tránsito registrados en el territorio bonaerense. (DEFENSORIA DEL PUEBLO DE BUENOS AIRES) La infografía muestra las estadísticas de accidentes de tránsito registrados en el territorio bonaerense. (DEFENSORIA DEL PUEBLO DE BUENOS AIRES)

Los siniestros viales son la principal causa de fallecimiento de personas menores de 35 años en la Argentina. El 51,2 por ciento de la gente atendida por lesiones provocadas por accidentes viajaba en moto. La gran mayoría no usaba casco.


Según un relevamiento de la Defensoría del Pueblo bonaerense, solo 28 municipios informaron que adhirieron al convenio que regula la obligación de no suministrar combustibles a conductores de motos y acompañantes que no lleven el caso reglamentario.
Los siniestros viales es la principal causa de fallecimiento de personas menores de 35 años en la Argentina. Más del 51 por ciento de quienes son atendidos por accidentes, viajaban en moto. Motiva ello que desde la Defensoría pidan que se efectivicen controles para el cumplimiento de la Ley
Walter Martello, Defensor del Pueblo Adjunto de la Provincia, expresó su preocupación ante las cifras que reflejan que los accidentes de tránsito son una de las principales causas de muerte en todos los grupos etarios. “En Argentina, los siniestros viales son la primera causa de fallecimiento en menores de 35 años, y la tercera sobre la totalidad de la población. Además, una de cada dos personas accidentada viajaba en moto”, destacó.
“Desde la Defensoría del Pueblo enviamos un oficio a los 135 municipios. Solo obtuvimos respuestas de 28 comunas que habían sancionado ordenanzas de adhesión al convenio firmado en 2008 entre el Gobierno bonaerense y la Federación de Expendedores de Combustible y Afines de la provincia de Buenos Aires (Fecoba), y a la reforma a ley de tránsito”, agregó.

En números
Martello remarcó que “las cifras son alarmantes en la provincia de Buenos Aires. El año pasado murieron a causa de siniestros viales 7.213 personas en la Argentina y el 30 por ciento de los siniestros fatales se dieron en nuestra provincia, a razón de seis muertes evitables por día.
“El dato que no se debe dejar pasar es que el 51,2 por ciento de las personas atendidas por lesiones provocadas por accidentes viajaban en moto. Más alarmante aún es el dato del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi) que informó que el 45 por ciento de los muertos por siniestro viales circulaba en este tipo de vehículos. La gran mayoría -el 78 por ciento- no usaba casco”, destacó Martello y alertó que, según informes de la ONG Luchemos por la Vida, en el Gran Buenos Aires el porcentaje de uso de casco es muy inferior al de la Ciudad de Buenos Aires: 87 contra 63 por ciento.

Sin expendio
Asimismo, el Defensor del Pueblo adjunto solicitó al Poder Ejecutivo bonaerense que se efectivicen medidas para el cumplimiento de la Ley Nº 15.002 que prohíbe el expendio de nafta a conductores y acompañantes de motos y cuatriciclos que no tengan puesto el casco reglamentario. Además, el último párrafo del artículo 48 de esa norma establece: “Las estaciones de servicio y expendedoras de combustible deberán colocar en los surtidores y otros lugares visibles carteles con la leyenda ‘Protegemos tu vida: sin casco no hay combustible’”, destacó Martello, quien se encuentra a cargo del Observatorio de Niñez y Adolescencia de la Defensoría del Pueblo.
“Con estos datos podemos afirmar que en Argentina mueren más personas por siniestros viales que en hechos delictivos. A pesar de contar con una ley preventiva, la misma no se cumple en su totalidad”, dijo el defensor del Pueblo adjunto y anticipó que solicitará al Poder Ejecutivo bonaerense que intime a los municipios a que efectivicen medidas para el cumplimiento de la Ley Nº 15.002.

Víctimas fatales
En los últimos años, se registró un promedio de 2.347 víctimas fatales de accidentes de tránsito por año en la provincia. Pasados seis años del inicio del “Decenio de Acción para la Seguridad Vial” fijado por la ONU, los resultados no son los esperados. Más allá de los esfuerzos en la concreción de acciones para disminuir las muertes por incidentes de tránsito a un 50 por ciento, no se aprecian avances sustentables que acarreen una disminución significativa del número de muertes y heridos.
Pero no todo son malas notas en materia de políticas públicas para la seguridad vial: la creación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (Ansv) en 2009 y las mejoras en esta materia legislativa, han generado elogios de organismos internacionales, como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde).
Un informe del Cervi de los siniestros ocurridos en el país, no solo en el lugar del accidente, sino también en su evolución posterior, afirma que de cada 100 accidentes que se producen, 90 ocurren por causas humanas, 5 por el estado del vehículo y otros 5 por las condiciones en que se halla el piso o las condiciones del camino. La incidencia del factor humano en los accidentes de tránsito tiene relación con cuestiones normativas, con el establecimiento de las reglas de tránsito y los mecanismos de sanción correspondientes, pero también con los modos de manejo aprendidos, las conductas viales de inculcación temprana.
“Superada la etapa de la institucionalidad de la seguridad vial como política pública, mediante la creación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial y el cuerpo normativo que la sustenta (Ley Nacional de Tránsito, Decretos reglamentarios, etcétera), es momento de generar acciones creativas para la consolidación de la seguridad vial como política pública”, concluyó Martello.