Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Preocupación e incertidumbre por el traspaso de subsidios al transporte

Por el momento son pocas las certezas con respecto a los subsidios y hay preocupación en el sector. (LA OPINION) Por el momento son pocas las certezas con respecto a los subsidios y hay preocupación en el sector. (LA OPINION)

Funcionarios municipales y referentes de la empresa La Nueva Perla confiaron a LA OPINION que la situación es inquietante. Se desconoce qué actitud tomará Vidal respecto de las líneas del interior bonaerense. Algunas provincias determinaron la falta de fondos para hacer frente a las compensaciones.


Después de los anuncios formulados a principio de la semana pasado por el presidente de la Nación, Mauricio Macri, respecto del traspaso a las provincias o municipios del sistema de subsidios que el Gobierno nacional extendía desde hace tiempo a los servicios urbanos de pasajeros, comenzó un cruce de miradas entre funcionarios provinciales y municipales que llevaba implícito un signo de preguntas. ¿Y ahora quién pone la plata para que el servicio sea sostenible sin que el pasajero pague el costo real? Como los funcionarios, y al igual que sucede en otras empresas de transporte, los representantes de La Nueva Perla también están en desconcierto sobre cómo será el método de aplicación subsidiaria aunque lo que también preocupa es si cambiarán los montos y condiciones y la manera en la que impactará todo en el precio de los boletos.
“Estamos aguardando mayores precisiones porque no sabemos cuándo comenzará a aplicarse esta descentralización, ni cómo llegará a las empresas del interior del país; la verdad es que no tenemos ninguna precisión al respecto”, explicaron ante la consulta formulada por LA OPINION ayer a la mañana y luego de algunos días de conocerse la medida que en algunas provincia ya fue descartada, como en el caso de Córdoba, que no absorberá la entrega de subsidios a las prestadoras, por lo que el boleto urbano en la capital mediterránea, que ronda los 17 pesos, pasaría a costar 36.

¿Vidal o Martínez?
La asistencia que hasta ahora ofrecía el Estado nacional consistía en una suma mensual cuyo alcance era cubrir parte del gasto en combustible. Tras el anuncio de Macri, ese importe deberá llegar a las empresas desde Provincia y/o Municipio, es decir de su propia recaudación. En el caso del Municipio, tendría que ser una partida proveniente de las tasas, lo mismo que en la Provincia se tendría que echar mano a alguna partida de Arba, por ejemplo. El caso es que nada se sabe por el momento quién y cómo se hará esta erogación, o si efectivamente se hará. Hasta ahora Vidal solo se manifestó respecto del transporte del área metropolitana, al que va a transferir 20.000 millones de pesos, pero nada dijo en relación con el resto de la provincia.
En diálogo con el Diario, autoridades de La Nueva Perla y algunos concejales mostraron su preocupación porque también existe la posibilidad que de no se mantenga el mismo nivel de cobertura de los subsidios y que esto repercuta en una suba de los boletos. Ni hablar de que el costo del boleto sería el cercano al doble del actual en caso de que nadie se haga cargo de los subsidios, como está sucediendo en Córdoba. Sabido es que ni siquiera quien paga boleto “lleno” está pagando el costo real para el sostenimiento y la ganancia de la empresa, sino que la rentabilidad y la subsistencia del servicio viene a atado al subsidio estatal, algo que por otra parte es habitual en todo el mundo.
“Es un terma que nos generó dudas desde el primer momento en que escuchamos las medidas del Gobierno, tendremos que estar atentos porque Pergamino no resistiría un incremento más del pasaje, y la empresa tampoco podría funcionar con los costos que tienen todos los días”, señaló uno de los legisladores que habló con este medio reconociendo que desde 2017 las compensaciones estaban congeladas y los aumentos salariales estaban sujetos a las tarifas.

Comunicado a empresas
“Hace ya algún tiempo que desde Federación Argentina de Transporte por Automotor de Pasajeros (Fatap) comenzamos a viajar provincia por provincia con el objetivo de advertirles a empresas, funcionarios y usuarios sobre las consecuencias de la medida que el Ministerio de Hacienda de la Nación ratificó con firmeza”, explica el informe que las compañías de transporte recibieron el viernes por parte de esta entidad.
“Acordamos con las provincias que traspasaremos todos los subsidios del transporte intrajurisdiccional a sus órbitas. Y eso no quiere decir que aumentarán las tarifas, simplemente que la Nación generará este ahorro puesto que ese subsidio será afrontado por los gobiernos provinciales y municipios en función de la posición fiscal más holgada que cuentan con respecto a la Nación”, dice, por su parte, el Gobierno nacional.
En el medio, lo que está en juego, es la subsistencia del transporte público de pasajeros en las distintas localidades del país, para los usuarios y también para las empresas y sus empleados.
No hay dudas de que el transporte público debe ser subsidiado, porque es un servicio necesario para la población y a la vez es un emprendimiento no rentable, en función de que la tarifa debe ser mínima para que el acceso sea amplio.

Viaggio Espresso