Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Preocupación por el quite de funciones al Maiztegui en el diagnóstico de hantavirus

En el Instituto Maiztegui el diagnóstico de hantavirus se realiza desde 1994. (LA OPINION) En el Instituto Maiztegui el diagnóstico de hantavirus se realiza desde 1994. (LA OPINION)

La Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud excluyó al Inevh de realizar diagnósticos de esta enfermedad. La labor se centraliza en otro laboratorio de referencia, con sede en Capital. La noticia generó alarma. Desde la intervención, a cargo de Claudio Bonel, aseguraron que la medida se tomó en el contexto del brote para unificar procedimientos.


El viernes una comunicación oficial en la página de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (Anlis-Malbrán) confirmó lo que era un grito a voces desde que se instaló el brote de hantavirus en la localidad de Epuyén: el Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas “Doctor Julio Maiztegui” (Inevh), dependiente de la Anlis- Malbrán, uno de los dos únicos laboratorios nacionales de referencia para el diagnóstico de hantavirus existentes en el país, fue excluido de esta función, tarea que venía desarrollando desde 1994, año en que diagnosticó por primera vez un caso agudo de síndrome pulmonar por hantavirus en Argentina. Esta labor, a partir de ahora, se concentrará exclusivamente en el otro laboratorio de referencia también dependiente de Anlis-Malbrán, ubicado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
La información difundida por la Anlis expresa lo siguiente: “El diagnóstico de infección por hantavirus se realiza exclusivamente en el Laboratorio Nacional de Referencia para Hantavirus del Instituto Nacional Enfermedades Infecciosas (Inei)- Anlis- Malbrán, ubicado en Avenida Vélez Sarsfield 563 Ciudad Autónoma de Buenos Aires”. Esta comunicación, que se reprodujo también en redes sociales va acompañada de un instructivo para profesionales de salud para la toma de muestras y el envío al laboratorio nacional de referencia del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (Inei-Anlis-Malbrán); una ficha de notificación clínico- epidemiológico y material asociado que incluye descripciones sobre el procesamiento de toma y envío de muestras.


Preocupación
Fuentes del Instituto Maiztegui consultadas por LA OPINION confirmaron que ya no se realizan determinaciones diagnósticas para hantavirus en los laboratorios del Instituto Maiztegui, y observaron con preocupación que esto representa un claro quite de funciones al Instituto que genera alarma.
Lo que en un principio se pensaba que estaba circunscripto a las muestras que llegaban del sur del país - y que desde el comienzo del brote se centralizaron en el Inei- por decisión de la intervención de la Anlis se hizo extensivo a muestras de distintas regiones que recibe el Instituto Maiztegui, y que desde ahora ya no podrán procesarse en Pergamino.


Retiro de muestras
Según pudo saber LA OPINION, el viernes en horas de la mañana un vehículo enviado por la Anlis-Malbrán de Buenos Aires se hizo presente en el Inevh para retirar las muestras que se habían recepcionado y trasladarlas a Capital Federal para su procesamiento. De hecho, por indicación del interventor del Inevh, Claudio Bonel, se recibió la orden de no procesar ninguna muestra que ingrese al Maiztegui para el diagnóstico de Hantavirus.

Un referente
Vale recordar que el Instituto Maiztegui es Centro Colaborador de la Organización Mundial de la Salud/Organización Panamericana de la Salud para Fiebres Hemorrágicas Virales además de ser Laboratorio de Referencia para el estudio y diagnóstico de Fiebre Hemorrágica Argentina, Arenavirus, Arbovirus (Dengue, Zika, Fiebre Amarilla, etcétera) y hantavirus y que las muestras que se recepcionan se analizan en un panel que incluye distintas enfermedades ante síndromes febriles inespecíficos que generan la sospecha por parte de la comunidad médica y ameritan el diagnóstico diferencial.
Más allá de la necesidad que suele darse en contextos de brote de centralizar información, es llamativo que esta decisión de excluir al Maiztegui de realizar el diagnóstico de hantavirus se tome en un momento en el que el país necesitaría tener funcionando a pleno los dos laboratorios con capacidades instaladas y profesionales con reconocida y proba experiencia en el manejo de estas enfermedades.
Ante algunas versiones que indicaban que la medida se había tomado por un problema técnico que impedía al laboratorio del Inevh realizar el diagnóstico, fuentes del Instituto aclararon que en la actualidad continúa técnica y operativamente en condiciones de dar respuesta diagnóstica.

La palabra oficial

Ayer por la tarde LA OPINION tomó contacto con Claudio Bonel, interventor del Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas “Doctor Julio Maiztegui”, quien explicó el alcance de esta medida al señalar que fue una decisión de la intervención de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud, a cargo de Claudia Perandones, que fue consensuada con el secretario de Salud de la Nación, Alfredo Rubinstein, en el marco de la necesidad de “homogeneizar procedimientos en el contexto del brote”.
“La realidad es que en el país existen dos grupos con experiencia que tienen la capacidad para hacer estudios de hantavirus y la dirección de la Anlis decidió que la realización de los análisis se centralicen en la sede central de la Anlis”, explicó.
-¿Las muestras se reciben en el Maiztegui y luego se remiten al Malbrán?
-Pueden venir de cualquier lugar del país directamente al Malbrán o pueden enviarse al Instituto Maiztegui, según la proximidad de los centros que deriven las muestras. Para evitar recargar el costo de transporte que puede suponer para organismos que están próximos al Inevh mandar las muestras directamente al Malbrán, pueden entregarlas al Inevh y luego Anlis central las retira y las lleva al laboratorio.
-¿Esta logística no supone una dilación en el procesamiento de las muestras, atendiendo a que el Instituto Maiztegui tiene capacidad instalada para realizar directamente el diagnóstico?
-Esto no demora el diagnóstico. En el Instituto se están recibiendo muchísima cantidad de muestras de distintas zonas y a medida que se notifica la recepción, se incorporan inmediatamente en la secuencia para el análisis en la Anlis central.
-En un momento en el que el país necesita celeridad en el diagnóstico, ¿a qué atribuye la decisión de limitar el funcionamiento de uno de los dos laboratorios del país que pueden realizar esta tarea?
-Es una decisión tomada por la dirección de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud para unificar procedimientos en el contexto del brote de hantavirus
-¿Representa un quite de funciones al Instituto Maiztegui?
-Es una medida que regirá mientras dure el brote de hantavirus. Hemos hablado de esta situación con el intendente y la secretaria de Salud y tenemos el acompañamiento pleno de ellos.
-¿Luego esta función que queda restringida se restablecerá con la dinámica habitual?
-Efectivamente.

En las redes
En las últimas horas a través de las redes sociales se viralizó un mensaje que hacía referencia al posible cierre del Maiztegui. El interventor del Inevh desmintió que esto pueda ocurrir y expresó: “Eso es falso. Lo que me preocupa es que en el Maiztegui trabajan muchos argentinos y argentinas que dependen de esa labor y es una pena que estén acongojados y preocupados por una noticia sin fundamento”.
Personal del Inevh, en tanto, difundió un comunicado en el que insisten en que “resulta de suma gravedad que se haya reducido a un solo laboratorio la posibilidad de dar respuesta diagnóstica en medio de la ocurrencia de un brote de hantavirus. Asimismo manifestaron su profunda preocupación por cuanto “además de tratarse de una cuestión de salud pública, al Instituto se le ha quitado una función que venía desarrollando, lo que sumado al desfinanciamiento que se ha profundizado en el último año, ponen en riesgo y generan incertidumbre sobre el futuro de la institución”.

Viaggio Espresso