Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Profesionales disertaron sobre “Las drogas y los cuidados sociales”

Juan Yaría, Eva Ferrigno y Juan Cabrera estuvieron en la charla que se desarrolló en la sala roja de Cinema Pergamino. (LA OPINION) Juan Yaría, Eva Ferrigno y Juan Cabrera estuvieron en la charla que se desarrolló en la sala roja de Cinema Pergamino. (LA OPINION)

Los doctores Juan Yaría y Roberto Baistrocchi y las expertas María Eva Ferrigno Klety y Georgina Ferrigno brindaron sus experiencias. El objetivo del encuentro fue hacer un trabajo preventivo en la comunidad pergaminense.


En la sala de Cinema Pergamino se llevó a cabo una jornada sobre adicciones. El encuentro estuvo organizado por la Granja San Camilo, un dispositivo de rehabilitación para personas con adicciones.
En la oportunidad, los doctores Juan Yaría y Roberto Baistrocchi y las expertas María Eva Ferrigno Klety y Georgina Ferrigno, disertaron sobre “Las drogas, el cerebro y los cuidados familiares, escolares y sociales”.
Juanito Cabrera, director de la Granja San Camilo, expresó: “Es un honor poder traer a estos profesionales para que brinden su experiencia y conocimiento en la temática. Hace más de dos años que la Granja viene trabajando en la lucha contra las adicciones pero también queremos concientizar a la población sobre la problemática de las adicciones para que entre todos desarrollemos una labor preventiva”.

Consumo problemático
En contacto con LA OPINION, algunos de los oradores se explayaron. En primer lugar lo hizo la licenciada María Eva Ferrigno Klety de la Asociación Nazareth que funciona en las provincias de Santa Fe y Córdoba. “En este tipo de encuentros nos proponemos compartir la experiencia en el trabajo que desarrollamos con la compleja problemática de las adicciones y cuáles son los diferentes modos de abordaje”, indicó la licenciada.
Consultada sobre cómo se trabaja cuando la sociedad tiende a naturalizar el consumo, Ferrigno señaló que “la idea es ir contra la corriente, que se escuchen las voces de los especialistas para desnaturalizar y desbanalizar la problemática de los consumos, lograr una conciencia crítica porque existe un concepto de consumo controlado pero lo importante a saber es que todo consumo es problemático en tanto y en cuanto afecta al sistema nervioso central”.

Familias consumidoras
Por su parte el doctor Juan Yaría enfatizó en que, como profesional, “hablamos desde el dolor, desde lo que se ve todos los días en los casos de adictos”, y contó un caso: “Mantuve contacto con un adolescente, de 17 años, que viene de varias internaciones, que comenzó consumiendo marihuana y luego pasó por varias drogas. Cuando le pregunté cómo vive en su casa me contestó que su padre es violento y consumo cocaína y que su madre también consume drogas” y agregó que este tipo de situaciones “dramáticas” son “cada vez más habituales”.
“Hablar de la naturalización del consumo o de la banalización es no ver que si los progenitores consumen se hunde la cultura. Ver familias consumidoras es bastante común hoy. Donde hay consumo familiar de droga no hay transmisión generacional de cultura. Los padres enseñan conductas perjudiciales a los hijos cuando en realidad no debería ser así”, afirmó el doctor y agregó que “consumir drogas no es como tomar un juego de naranja, las drogas dañan y alteran la química y la electricidad cerebral y por ende las propias conductas”.

Sin transmisión de cultura
En cuanto a los efectos perjudiciales, Yaría aseguró que “el efecto de las drogas no se da solo sobre el consumidor sino que alcanza a todo el entorno familiar y consecuentemente se extiende a la sociedad porque la familia es la base de la sociedad” y sostuvo que “los progenitores enseñan malos ejemplos y cuando digo que se pierde la cultura es porque Hegel decía que cultura es aquello que pasa entre abuelos, padres e hijos, entendiendo abuelo, padres e hijos como una cuestión generacional y entendiendo que los que nos antecedieron deben transmitir valores no desvalores, los más grandes son los que deben enseñar al más pequeño la importancia de tener una vida productiva para así dejar el mundo mejor de lo que lo encontró pero esto no sucede”.

“Negocios”
En otro momento de la entrevista, el doctor Yaría aseguró que “en las cuestiones del consumo se combinan tres grandes negocios: el delictivo, ahora con la despenalización de la marihuana ingresa el negocio de las farmacéuticas, y en tercer lugar contamos con una clase dirigente que ve esto como una señal de libertad. Hay intereses narcos unidos a intereses políticos”.

Dolor humano
Explicando sobre el trabajo que desarrolla, Yaría expresó que “nuestro discurso surge del dolor humano, de ser testigos de personas que por el consumo problemático han roto vínculos, han fundido empresa o han sido apresados. El consumo es un problema que atraviesa a toda la sociedad. Nada es con receta mágica, un tratamiento lleva su tiempo, un camino sinuoso, dificultoso”.

Prevención
Por otro lado los expertos indicaron que “como cuenta pendiente nos queda realizar un trabajo más comprometido de prevención, pensando en programas preventivos a largo plazo ya que los pibes hoy van redefiniendo sus conductas adictivas. Las políticas públicas presentan manuales de cómo abordar el problema de las adicciones pero no se disminuyen los factores de riesgo” y agregó que “tenemos docentes que están atravesados por la misma problemática y a esto se suma que los padres son muy reticentes a asistir a los talleres que se dictan en el ámbito escolar sobre adicción.

Inclusión
Para concluir recomendaron, al momento de estar ante un caso de adicción, que “hay que hacer un trabajo tipo científico y artesanal con cada persona cuando se lo trata por una adicción. Planteamos que la inclusión del adicto se debe dar desde el primer día, aún con las dificultades que esto acarree”.