Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

“Que tu bebé duerma seguro”, campaña para prevenir la muerte súbita

Recomendaciones para prevenir la muerte súbita.  (PRENSA MUNICIPALIDAD DE PERGAMINO) Recomendaciones para prevenir la muerte súbita. (PRENSA MUNICIPALIDAD DE PERGAMINO)

Está destinada a embarazadas y madres que tengan bebés. El síndrome de muerte súbita del lactante se define como la muerte repentina e inesperada de un niño menor de un año. Algunas recomendaciones.


En el marco de la Semana de la Lucha Contra la Muerte Súbita, que se conmemora todos los años del 20 al 27 de agosto, la Secretaría de Salud del Partido de Pergamino lleva adelante una campaña de concientización denominada “Que tu bebé duerma seguro”, destinada a embarazadas y madres que tengan bebés lactantes y persigue el objetivo de disminuir la muerte súbita.
En este marco, los profesionales de la salud entregan folletos y dialogan con quienes se acercan a los Centros de Atención Primaria de la Salud del Partido de Pergamino.
“Estamos presentes, concientizando sobre la temática, en las Salas de Espera, lugar que reúne todos los días a muchos pergaminenses. Hablamos sobre pequeños hábitos que hacen a cómo tiene que dormir el bebé, para evitar la muerte súbita del lactante”, explicaron desde Salud.

En lactantes
El síndrome de muerte súbita del lactante se define como la muerte repentina e inesperada de un niño menor de un año. La autopsia no revela una causa explicable de la muerte. Se trata de una muerte muy temida por los padres, ya que no presenta síntomas, avisos ni tiene una explicación clara.

El bebé siempre debe dormir boca arriba y en su cuna: El riesgo de muerte súbita es ocho veces mayor en niños que duermen en la cama con sus papás. Compartir la habitación sin compartir la cama es el mejor lugar para el bebé.

¿Cómo prevenir?
La Campaña que se está realizando para la prevención de la muerte súbita contiene algunas recomendaciones específicas. A tener en cuenta:
* Lactancia materna: la lactancia exclusiva disminuye el riesgo de muerte súbita. Amamantando, la madre intercambia calor y le transmite amor a su bebé.
* Siempre boca arriba y en su cuna: El riesgo de muerte súbita es ocho veces mayor en niños que duermen en la cama con sus papás (colecho). Este riesgo aumenta cuanto más tiempo duermen los padres con el bebé, por el exceso de calor. Además, los padres pueden aplastar al bebé y si le cubren la cabeza con las sábanas o frazadas no podrá respirar bien. Compartir la habitación sin compartir la cama es el mejor lugar para el bebé.
* Brazos por arriba de la sabana: los padres deben tapar al bebé hasta las axilas, con los brazos afuera de las sábanas, para que puedan respirar bien.
* Sin almohada ni juguetes: Las almohadas, juguetes de peluche, acolchados y otros objetos mullidos pueden provocar algún tipo de sofocación accidental durante el sueño.
* Ambiente libre de humo: El riesgo de muerte súbita aumenta en hijos de mamás fumadoras y cuando se expone al bebé al humo de cigarrillo.
* Ambiente templado: los padres deben mantener al bebé en un espacio con temperatura agradable, sin abrigo excesivo y con una sola frazada.

El síndrome de muerte súbita del lactante se define como la muerte repentina e inesperada de un niño menor de un año. La autopsia no revela una causa explicable de la muerte. Se trata de una muerte muy temida por los padres, ya que no presenta síntomas, avisos ni tiene una explicación clara.

Semana de lucha
Del 20 al 27 de agosto se conmemora la Semana de la Lucha contra la Muerte Súbita, una iniciativa desarrollada por la Fundación Cardiológica Argentina que ha sido declarada de Interés Nacional por parte de Presidencia de la Nación (Resolución Nº 182-E/2016). Su objetivo es fomentar el conocimiento y toma de conciencia en toda la comunidad sobre la importancia de saber maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP) y manejo del desfibrilador externo automático (DEA) como herramienta imprescindible para la atención temprana de la muerte súbita extra-hospitalaria.
En nuestro país se producen alrededor de 40.000 muertes súbitas al año y el 70 por ciento se ocasiona fuera de los hospitales -en el hogar, en el trabajo, en clubes, en los campos de juegos deportivos, en lugares públicos e incluso en la calle-, un hecho estadístico que transforma a la comunidad no médica en la primera encargada de atender un episodio de esta naturaleza.
Las enfermedades cardiovasculares tienen el triste privilegio de ser la causa de muerte más frecuente en nuestro país y en todo el mundo occidental. Entre el 30 y el 38% de los argentinos fallecen como consecuencia de un ataque cardíaco.