Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Reciclado y separación generan gran reducción de envíos al relleno sanitario

El viernes entregaron dos toneladas de nylon reciclado para su comercialización. (LA OPINION) El viernes entregaron dos toneladas de nylon reciclado para su comercialización. (LA OPINION)

Muy lentamente se perciben los efectos de un cambio de hábito de los pergaminenses respecto de la basura. Con la disposición de contenedores diferenciados, la intención es reducir la cantidad de deshechos a enterrar y aumentar los materiales que reingresan como materia prima para beneficio de quienes los reutilizan.


Según cifras vertidas por el Municipio, Pergamino está disminuyendo la cantidad de basura que envía a diario al relleno sanitario y esto sucede gracias a que los vecinos cambian sus hábitos al momento de tirar los residuos, separando en origen, es decir en sus casas, aquello que puede ser reutilizado, lo inorgánico y lo orgánico, de gran valor para la tierra.
Actualmente, los hogares pergaminenses generan un total de 90 toneladas diarias de deshechos domiciliarios, orgánicos e inorgánicos, y esta cantidad bajó notablemente en los últimos dos años, aunque queda mucho por reducir, considerando que el 55 por ciento de la basura generada en cada casa corresponde a residuos orgánicos y ese 45 por ciento restante, que son inorgánicos, pueden reciclarse casi en su totalidad.
“La separación de residuos busca reducir la cantidad de elementos que terminan en la basura, ya que muchos de ellos no son desechos propiamente dichos. Esta separación sumada a iniciativas de reciclaje tiene una doble ventaja: primero, promueve que no se establezcan nuevos rellenos sanitarios, aliviando la descarga de basura en la tierra, y recupera los materiales para convertirlos nuevamente en materia prima”, explicó ayer Alberto Cuesta, responsable de la Planta de Tratamiento y Disposición Final de los Residuos Sólidos Urbanos.
Para alcanzar el objetivo de disminuir el volumen de residuos y minimizar así el impacto ambiental, es necesario el compromiso de los pergaminenses teniendo en cuenta que la problemática ambiental debe ser primordial en la gestión pública y en este sentido es necesario incluir al ciudadano en la agenda.
Previo a esta concientización es necesario contar con infraestructura estatal para poder realizar la contraprestación. De esta manera, el Municipio implementó el sistema de contenedores en la ciudad y pueblos de campaña, con 280 campanas de colores y 600 recipientes verdes que permiten separar la basura en origen discriminando los materiales que pueden ser reutilizados o reciclados de los que no. Continuando con este propósito, se implementó en siete barrios la recolección diferenciada.

Separación en origen
Acompañando este nuevo paradigma, se adquirieron vehículos destinados a la limpieza y separación de los residuos: un camión que recolecta de automáticamente los deshechos de las campanas, dos más para juntar la basura orgánica en los barrios que cuentan con este servicio, dos compactadores que se utilizan para la limpieza de los 600 contenedores verdes, una nueva barredora y un nuevo camión lavacontenedores.
Los vecinos de los barrios Acevedo, Santa Julia, Malvinas, Luis Sandrini, San Martín, 25 de Mayo y 24 de Septiembre tienen la posibilidad y ventaja de separar sus residuos en dos botes de basura diferentes: por un lado lo orgánico –aquello que deriva de un ser vivo como restos de comida, cáscaras de fruta y verduras, yerba mate, hojas secas, cabello- y por el otro, lo inorgánico, que no deriva directamente de un ser vivo, sino que son los desechos que se producen a partir de materiales u objetos que habían sido producidos por el ser humano: plástico, textiles, envases, pilas, botellas, chicles, vidrios; etcétera.
Con una frecuencia de seis días semanales, Higiene Urbana recolecta en estos 7 barrios los residuos domiciliarios de manera diferenciada: lunes, miércoles y viernes para orgánico; martes, jueves y sábados para inorgánico. En ese punto cabe señalar que, ante la demanda de los vecinos del barrio Acevedo, a partir del mes pasado se incluyeron los sábados para retiro de basura común en dicha zona.

¿Cuáles son los beneficios?
En primer lugar, cabe destacar que el contacto del residuo seco con el húmedo resulta contaminante, con lo cual es importante evitar mezclar lo inorgánico con lo orgánico; la basura gestionada de una manera no adecuada contamina aire, agua y suelo y presenta un peligro para la salud de hombres, animales y plantas.
En segundo lugar, cerca del 55 por ciento de los desechos que se generan en un hogar corresponden a residuos orgánicos. Al separarlos, este porcentaje en vez de terminar en el relleno sanitario, se destina al área de compostaje donde se convierte en abono, utilizado para el trasplante de árboles y flores en los espacios verdes de la ciudad.
Actualmente, llegan a la planta aproximadamente 5000 kilos semanales de residuos orgánicos provenientes de los siete barrios mencionados y de siete verdulerías asociadas, que se convierten en abono.
Los vecinos pueden acercarse a la Plata de Tratamiento de Residuos a buscar gratuitamente su compost, “ya que en definitiva proviene de sus propios desechos, con lo cual teniendo en cuenta el circuito del residuo les pertenece”, señala Valeria Pereyra, encargada del área de concientización de Higiene Urbana, taller realizado conjuntamente con voluntarios de Ecoclub.

Viaggio Espresso