Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Reciclar residuos con las campanas de colores se extiende a los pueblos

Alumnos, docentes, funcionarios y vecinos  estuvieron ayer en el lanzamiento de este programa de reciclado en Rancagua. (LA OPINION) Alumnos, docentes, funcionarios y vecinos estuvieron ayer en el lanzamiento de este programa de reciclado en Rancagua. (LA OPINION)

Desde el Municipio brindaron detalles sobre la puesta en marcha de esta instancia que se presentó en Rancagua con acompañamiento de alumnos y docentes del Instituto Comercial.Pidieron respetar los elementos colocados.


La puesta en marcha de programas municipales para el reciclado de los residuos sólidos urbanos sumó una nueva etapa ya que se avanzó en la localidad de Rancagua dado que llegaron las campanas de colores y ecológicas que corresponden a la campaña “Actuá en Verde” que desarrolla la Comuna con importantes resultados. Por primera vez el plan de contenedores llega a un pueblo para apostar a la separación en origen teniendo en cuenta que días atrás se había inaugurado la planta de tratamiento para cumplir con todos los pasos del reciclaje.
Los alumnos de las dos divisiones de primer año del Instituto Comercial Rancagua participaron de la presentación de los recipientes arrojando residuos en cada uno y se comprometieron reciclar, reducir y cuidar las instancias que contempla este proceso.
“El año pasado el Municipio tomó la decisión de avanzar en distribuir contenedores en la ciudad con el objetivo de ordenar la disposición inicial en la vía pública de los residuos domiciliarios y comerciales en todo el sector”, explicaron ayer en un informe entregado durante la puesta en marcha de este plan en Rancagua.
“Como una apuesta fuerte al mantenimiento adecuado de la higiene en el área central, es que se trabaja con estas iniciativas y también es para dar un salto de calidad en el servicio, mecanizando la recolección de residuos y reduciendo la exposición de los agentes municipales en su manipulación”, destacaron sobre estas planificaciones.
No obstante se busca llevar a los vecinos y comerciantes la posibilidad de realizar la separación de residuos reciclables colocando, en el marco de la campaña “Actuá en verde”, contendores específicos para papel y cartón; envases de vidrio, metal o plástico; y para las botellas de PET que se destinan al Taller Protegido.

Apoyo de las instituciones
“Es a partir de la educación que cambiaremos los hábitos para una mejor calidad de vida y transformar unos posibles agentes contaminantes en recursos reutilizables; hace mucho que estamos trabajando en el desarrollo sustentable y muchos de los contenidos que se abordan en Ciencias Naturales y Ciencias Sociales hacen referencia a este tipo de cuestiones en temas de contaminación”, comentó Cristian Moccafighe, vicedirector del Instituto Comercial Rancagua.
“Si no nos comprometemos todos diariamente con las acciones concretas esto no sirve de nada y las campanas quedarán como un elemento más decorativo del pueblo y una señal de fracaso. Recuerden que el planeta es la casa de todos nosotros”, indicó el docente que acompañó a los alumnos y funcionarios de la Municipalidad que ayer estuvieron en la localidad.
La educación es fundamental para generar más conciencia y una nueva manera de relacionarse con el ambiente dado que son las nuevas generaciones las que están tomando conciencia de esta problemática, “son ellos los que están pensando diferente, los que heredan el problema de la basura”, resaltó Valeria Olivieri, directora de esta entidad educativa. “Y somos nosotros los mayores los que tenemos que ayudarlos a encontrar el camino de salida dado que es muy importante invertir recursos y generar espacios desde la educación. Necesitamos una sociedad que recicle, pero fundamentalmente una sociedad que eduque”, refirió Olivieri.
Por su parte, Sergio Martín, delegado de Rancagua, mencionó estar agradecido por ser el primer pueblo en tener las campanas de colores agregando “que esperamos que esta acción se sostenga en el tiempo y se comprometan nuestros vecinos, sé muy bien que lo vamos a lograr”, destacó el funcionario del Municipio.
Guillermo Illia, secretario de Servicios Públicos de Pergamino, indicó que “estas campanas simbolizan un compromiso compartido entre las autoridades políticas y los docentes, que deberán comprometerse para trasmitirle a los chicos este compromiso propio. La cultura es la educación en el tiempo, los educadores deberán sostener junto a nosotros este proyecto que no solo beneficiará a los presentes, sino también a futuras generaciones”, resaltó el titular de esta área.

Las campanas fueron colocadas en las inmediaciones del campo deportivo del Club Argentino, frente a la escuela. (LA OPINION)

Respetar los colores
Las campanas plásticas de color azul para disposición de papel y cartón; color amarillo para desechar envases de vidrio, hojalata o plásticos, recipientes naranjas para recolección de botellas de agua mineral o gaseosas; y contenedores verdes para arrojar la basura en general.
En lo que respecta a los elementos reciclables de plástico, se tienen en cuenta envases, tapitas, botellas, papel film, bolsas, sachet, potes, sillas, bidones, telgopor, radiografías y vajilla descartable limpia y seca.
Por su parte en las campanas para vidrios habrá que poner botellas, frascos, envases de vidrio, transparentes o de color y por seguridad no hay que dejar vidrios rotos.
Sobre los elementos de metal a desechar, se incluyen latas y envases de acero, aluminio, hierro, plomo, cobre, zinc, bronce y otros metales ferrosos. Desodorantes en aerosol, tapas metálicas, llaves, candados, picaportes y griferías, ollas o cualquier otro artefacto compuesto por cobre o estaño.
En lo que hace a cartón se tienen en cuenta papeles blanco, de color impreso o no, cartulinas, sobres de todo tipo, diarios, revistas, folletos, guías telefónicas, cajas, cajas de huevo, rollos, envases tetra-brick de jugo, vino, salsa o leche.
“Los vecinos podrán colocar los materiales que separaron en las campanas correspondientes cercanas a tu casa”, se explicó en el Municipio.
¿Qué tirar en la campana azul? solamente papel (limpio y sin restos de comida) y cartón (limpio y sin restos de comida) ¿En la campana amarilla? envases de vidrio, envases de plástico no PET y latas. ¿Qué reciben las campanas naranja? Elementos de plástico PET (envases de botellas de gaseosa y agua mineral) y en los contenedores verdes el resto de la basura que se acumula a diario en comercios o viviendas.