Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Recordando a Tomás Silva y Aldo Patrone, se desarrolló el acto a 37 años de la gesta de Malvinas

Con la Bandera flameando bajo el cálido sol de la mañana, en Pergamino se reconoció a los veteranos de Malvinas y se homenajeó a los caídos en combate. (LA OPINION) Con la Bandera flameando bajo el cálido sol de la mañana, en Pergamino se reconoció a los veteranos de Malvinas y se homenajeó a los caídos en combate. (LA OPINION)

La sociedad pergaminense homenajeó a sus héroes, cuya valentía y coraje son puestos en valor cada 2 de abril. Memorando el conflicto bélico, se desarrolló el emotivo acto organizado por el Ejecutivo y el Centro de ExCombatientes de nuestra ciudad.


A 37 años del inicio del conflicto armado, el Municipio y el Centro de Excombatientes de Malvinas Pergamino, desarrollaron ayer por la mañana una ceremonia en homenaje a los héroes y caídos en el conflicto bélico.
La herida sigue abierta, Malvinas despierta los más caros sentimientos entre argentinos que homenajean a las más de 640 víctimas que fallecieron cumpliendo su deber.
Funcionarios municipales, concejales de diferentes banderas políticas, referentes de organizaciones e instituciones, autoridades escolares y de las fuerzas de seguridad y vecinos en general, dieron el presente en la ceremonia que se llevó a cabo en dos escenarios donde se emplazan monumentos recordatorios de héroes y veteranos del conflicto bélico.

En recuerdo de los héroes
El acto en recuerdo de los héroes de Malvinas, en especial en memoria de Tomás Silva y Aldo Patrone, convocó a una importante cantidad de personas.
Numerosos ciudadanos rindieron homenaje a los caídos y reconocieron a los excombatientes allí presentes, una tradición que forma parte del respeto que inspira en los argentinos la causa Malvinas.
El primero de los espacios utilizados para la realización del acto, fue en torno al monumento en memoria de Malvinas, ubicado en Tucumán y el Viaducto.

Una ciudad que reconoce
La ceremonia comenzó de manera puntual, y contó con la participación del intendente Javier Martínez, legisladores provinciales, Centro de Excombatientes Malvinas, Asociación Soldados Continentales Gesta de Malvinas de Pergamino, el presidente del Concejo Deliberante, Eddo Pascot y concejales, funcionarios del Ejecutivo, inspectores de Niveles y Modalidades educativas, autoridades del Consejo Escolar, referentes de las fuerzas de seguridad y de Bomberos Voluntarios, miembros del grupo scout “San Roque Pergamino”, alumnos, docentes y público en general.
También acompañaron las banderas de ceremonia de los Jardines de Infantes Nº 921 y Nº 902; de las Escuelas Primarias Nº 4, Nº 8, Escuelas Secundarias Nº 17 Extensión, Nº 1, Monseñor Scalabrini, Colegio Santa Julia, CFI Centro de Formación Integral, Cens Nº 453 y de Educación Primaria de Adultos Nº 702.
Entre otras banderas se encontraban: Centro de Excombatientes Malvinas, Asociación Soldados Continentales Gesta de Malvinas de Pergamino, Uppl Pergamino, Jefatura Departamental de Seguridad Pergamino, Escuela Municipal de Bellas Artes y Grupo Scout “San Roque Pergamino”.

Izamiento de la Bandera
Al inicio del acto, el intendente Javier Martínez izó el Pabellón nacional junto a dos excombatientes de Malvinas, mientras el Coro Polifónico Municipal, dirigido por Diego Moran, interpretaba Aurora.
Luego se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino.
Los discursos fueron dos, a cargo del presidente del Centro de ExCombatientes, Carlos Miguelena y del intendente Javier Martínez.

Pasar por el corazón
En el inicio de su discurso, Carlos Miguelena, presidente del Centro de ExCombatientes de Malvinas afirmó que “recordar proviene del latín Ricordi y significa volver a pasar por el corazón”, y agregó que “luego de 37 años, la Guerra de Malvinas sigue generando sensaciones indestructibles entre quienes pasamos por diferentes momentos en esos 74 días de conflicto”.
También recordó que en las horas previas al 2 de abril, un grupo de soldados desembarcaron de los buques de la Armada Argentina que conformaron la Operación Rosario, con el objetivo de recuperar las Islas Malvinas. Y trajo a colación “las frases más significativas (propiciadas por los ciudadanos) que no olvidaremos y que llenaron nuestros pechos con un inmenso fervor patriótico”, en el momento en que los anoticiaron sobre la decisión de recuperar las Islas.
Pasado ese momento, el período que transcurrió hasta el 14 de junio “fue sin dudas el más duro y difícil para todos los soldados que participamos en las acciones de combate por tierra, aire y mar de Malvinas”, señaló Miguelena y agregó que “por eso es tan importante recordar a los soldados que sin escatimar esfuerzos, con una gran cantidad de carencias, lejos del Continente y de sus seres queridos, convencidos de estar haciendo lo correcto, le hicieron frente a las fuerzas militares más poderosas del mundo, siendo reconocida su tenacidad al momento de repeler el fuego enemigo”.

Seguir batallando
Párrafo aparte del discurso mereció el traer a la memoria lo que pasó luego de terminar la Guerra. “Volvimos a casa en la oscuridad de la noche, los saludos nos hicieron sentir fuertes ante la desidia de las Fuerzas Armadas y el Estado argentino”, expresó, al tiempo que se refirió a las dificultades que atraviesan los excombatientes: “Han pasado muchos años de luchas compartidas pero ya no en el campo de batalla sino en oficinas púbicas, intentando obtener ese reconocimiento negado durante tanto tiempo y que se extiende hasta estos días. No obstante la sociedad, un poco esquiva en sus comienzos, hoy nos cobija con su gratitud y respeto. Los jóvenes nos escuchan e incorporan nuestras vivencias con atención; algunos saben más que nosotros y nos regalan hasta una lágrima cuando nos ponemos a recordar todo lo sucedido y que dejó consecuencias terribles en nuestra querida argentina durante y luego de la Guerra de Malvinas”.

Ejemplos a seguir
El estado de superación permanente que han tenido los excombatientes para sobrellevar las dificultades y seguir adelante, ha sido alimentado sin dudas por el recuerdo permanente de los héroes caídos: Silva y Patrone. “Por ellos lo hemos hecho, por ellos lo debemos seguir haciendo, por sus familias que mantienen ese dolor silencioso en lo más profundo de sus corazones y que se aferran a los recuerdos que tienen de sus jóvenes hijos antes de la partida: cartas, fotos y relatos de sus compañeros de lucha, son el mejor tesoro guardado que les disminuye la tristeza en fechas como hoy donde las preguntas se suceden, unas tras otras, sin encontrar respuestas”, expresó Miguelena e instó a las nuevas generaciones a seguir el ejemplo de Silva y Patrone: “Valor, entrega, sacrificio, resistencia, patriotismo, solidaridad, todo eso y mucho más fueron nuestros héroes en Malvinas que lejos de todo, durante 74 días mantuvieron la ilusión de ver flamear en las Islas nuestro Pabellón nacional, el mismo al que le habíamos hecho el juramento de defenderlo hasta morir”.

Paz y esperanza
En este día, afirmó el presidente del Centro de ExCombatientes, “lejos de seguir hablando de cosas que ya conocemos como la inoperancia militar de nuestros comandantes y el deterioro económico de nuestra población durante el conflicto, queremos hacerles llegar un mensaje de paz y esperanza porque los pueblos no pueden vivir sin paz y porque la esperanza es imprescindible para guiar nuestras almas en objetivos comunes que beneficien a toda una sociedad”.

Soberanía
Por su parte Javier Martínez, agradeció por permitirle decir palabras alusivas a la fecha “establecida para honrar a los héroes que combatieron en el conflicto del Atlántico Sur y para venerar la soberanía nacional”, y agregó que “a través de nuestros vecinos, amigos y familiares, conocemos algunas historias de quienes estuvieron en Malvinas peleando por nuestro país, por cada uno de nosotros”.
Haciendo memoria de lo sucedido, el jefe comunal señaló que “la gesta de Malvinas comenzó antes del 2 de abril de 1982 y no terminó el 14 de junio de ese año. Aún perdura en las familias de las 649 personas que entregaron su vida por la Patria, en la familia de los centenares de excombatientes que se quitaron la vida luego de la Guerra, aun perdura en las familias de más de 1.000 personas que resultaron heridas y en las incontables que padecen las secuelas que deja el combate.
“El conflicto de Malvinas marcó a toda una generación que luchó por la soberanía nacional, que luchó por el ideal de recobrar lo nuestro”.

Ejercitar la memoria
A 37 años del inicio del conflicto bélico “debemos impulsar el ejercicio de la memoria de aquello que sucedió, lograr el reconocimiento y el honor de quienes estuvieron en Malvinas y mirar de frente esto que nos atraviesa como Patria”.
Hoy en cada rincón del país, dijo Martínez, “estamos haciendo memoria de aquel acto heroico, uno de los actos más nobles de cualquier ser humano, movilizado por el coraje y la valentía”.

Causa nacional
Por último puso en valor las acciones de Tomás Silva y de Aldo Patrone, “ciudadanos nuestros que lucharon y murieron en la Guerra” pero también reconoció “a quienes lograron sobrevivir y tuvieron que reinsertarse en la sociedad como pudieron.
“A los que no están y a los que volvieron, nuestro reconocimiento por el amor a la Patria porque las Malvinas aún nos duelen, porque es una causa nacional, porque es nuestra identidad”, finalizó el jefe comunal.

Viaggio Espresso