Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Relevamientos en los barrios concluyen que no hay enfermedades causadas por algún agente puntual

María Martha Perreta explicó cómo fueron los relevamientos. (LA OPINION) María Martha Perreta explicó cómo fueron los relevamientos. (LA OPINION)

El tema de la calidad del agua está en el centro del debate. La Municipalidad dio a conocer datos de un relevamiento que hizo y la conclusión es que no hay grupos afectados por algún tipo de intoxicación.


La Secretaría de Salud del Municipio hizo relevamientos en los barrios Villa Alicia y Luar Kayad para corroborar o descartar la prevalencia de alguna enfermedad originada por algún agente toxicológico puntual, y lo mismo hizo luego, motivado por otra cuestión, en Santa Julia, y en todos los casos se concluyó que las enfermedades que reportaron los vecinos encuestados guardaban relación con los datos estadísticos que se manejan a nivel nacional.
La titular del área, María Martha Perretta explicó cómo se hizo el trabajo y las conclusiones del mismo.
“A partir de la cautelar del juez Villafuerte Ruzo, se le pide al intendente que se entregue agua al barrio Villa Alicia y ahí comenzamos a pensar en un relevamiento tanto en Villa Alicia como en Luar Kayad junto con el equipo de Epidemiología de la Provincia. Armamos una encuesta; primero hicimos Villa Alicia -que era la zona más importante- y luego fuimos a Luar Kayad. En esa encuesta se preguntó cuáles eran las patologías de salud más relevantes, como las oncológicas, qué tipo de consultas médicas habían hecho las personas del barrio en el último año, si estuvieron internadas y por qué, antecedentes obstétricos, si hubo abortos espontáneos, etcétera, todo con la finalidad de sacar algún tipo de conclusiones. Tras relevar los datos, el Municipio contrató a un especialista en estadísticas para que nos ayudara en el análisis de esos datos.
“En líneas generales –continuó explicando Perretta- las patologías que más llevaron a consultar a la gente de estos barrios fueron para control de la salud, la mayoría de las internaciones fueron por cuestiones quirúrgicas; no hubo ningún caso de internación por caso agudo o crónico por algún tipo de intoxicación. Incluso vimos las historias clínicas del Hospital y la mayoría de los casos tienen que ver con patologías quirúrgicas o infecciosas.
“Se determinó, entonces, que no hay una alta prevalencia de cáncer en el barrio, ni de abortos, y las patologías prevalentes son las habituales de cualquier otro barrio, de orden endócrino como el hipotiroidismo que es la más frecuente y además hay mucha patología relacionada a lo cardiovascular, como la hipertensión arterial, que son patologías prevalentes en toda la población.
“La prevalencia de cáncer es muy baja en estos barrios y coincide con los datos estadísticos de nivel nacional. En mujeres de más de 55 años lo más frecuente es cáncer ginecológico y en hombres el de próstata, además de los digestivos, pero reitero que la proporción de casos no sale de la media nacional”, concluyó Perretta.

Santa Julia
En otro orden, se hizo un gran relevamiento en el barrio Santa Julia, que surgió a pedido de los vecinos y no de un juez, y ahora sirve para anexar a la causa del agua.
Esta encuesta surgió a partir de un relevamiento que vecinos habían hecho de forma casera, porque sospechaban algún tipo de patología oncológica muy prevalente en la zona de Santa Julia, asociado a un transformador de energía.
“El relevamiento se hizo prácticamente en todo el complejo habitacional Santa Julia y los resultados fuero claros en que no hay una patología prevalente”, remarcó Perretta.
“Todavía no llegamos a mostrar esto a los vecinos porque los datos los tuvimos ordenados a principios de este año y después hubo un proceso de análisis que lleva varios días y lo terminamos en marzo de este año, casi al mismo tiempo que se vino la pandemia por Covid, de modo que estas conclusiones aún no pudieron ser presentadas en el barrio Santa Julia”, indicó la funcionaria.
En cuanto al método utilizado Perretta dijo que “como esto era puntual en la búsqueda de problemas oncológicos, se le pedía a las personas que manifestaban haber tenido un cáncer, que lo pudieran demostrar con estudios, certificados, historia clínica, etcétera, y de los 19 vecinos que tenían algún antecedentes solo ocho certificaron a través de alguna documentación que realmente existía esa patología oncológica. Pero incluso tomando el número total de personas que manifestaron alguna patología oncológica, no es una muestra alarmante comparada con la cantidad de personas encuestadas”.
La titular de la cartera sanitaria local señaló que “si uno hace esto es porque realmente está preocupada con la salud de la población y no se puede quedar con lo que le parece. Creemos que la mejor manera de trabajar es yendo a cada domicilio a preguntarle a la gente para tener datos estadísticos que, si bien son a partir de una encuesta, es lo que nos cuentan los vecinos y no tienen porqué dar información falsa”.
A modo de conclusión dijo que “al menos en el análisis que nosotros pudimos hacer no hay en los barrios relevados ninguna información que sostenga que a partir de alguna causa puntual haya prevalencia de alguna enfermedad”.
También informó que estos resultados fueron presentados al Centro Provincial de Toxicología. “Tienen mucha más especificidad que nosotros; se los pasamos para que puedan ver esta información y saquen sus propias conclusiones”.