Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Representarán pesebres vivientes en parroquias de la ciudad

La tradición del pesebre fue iniciada por San Francisco de Asís en 1223. (LA OPINION) La tradición del pesebre fue iniciada por San Francisco de Asís en 1223. (LA OPINION)

Habrá en La Merced, en la Capilla Laura Vicuña y en Nuestra Señora de Lourdes. Todos serán representados por los niños de catequesis.


La Iglesia atraviesa el tiempo litúrgico del Adviento, en el que los fieles preparan el corazón en vísperas de Navidad. Motiva ello que la actividad sea nutrida en las parroquias y capillas de la ciudad. En este marco, y para representar el nacimiento de Jesús que es lo que se celebra en Nochebuena, los niños de catequesis de diferentes parroquias representan el pesebre viviente.
Así hoy, a las 20:30, en las puertas de la Parroquia Nuestra Señora de la Merced los niños de catequesis representarán el pesebre.
Mañana será el turno en la Capilla Laura Vicuña, Andrade 1825 del barrio José Hernández. La representación está pautada luego de la finalización de la misa que será a las 18:00.
Por su parte la comunidad de la Parroquia Nuestra Señora de Lourdes (avenida Rocha y Valentini) se encuentra abocada a la organización del pesebre viviente. Se desarrollará el martes, a las 20:30, y tendrá como protagonistas a los niños de catequesis y los adultos de la comunidad.

¿De dónde proviene la tradición?
La tradición del pesebre fue iniciada por San Francisco de Asís, quien en la Navidad de 1223 con el permiso del Papa, puso en una cueva de un pueblo de Italia, un pesebre con paja y organizó, con algunos campesinos del lugar, un nacimiento viviente para recrear la escena relatada en los Evangelios, y allí celebrar la misa de Nochebuena. Este fue el primero de la historia.
El pesebre mantuvo su presencia durante largos años en los países de fe católica, y si bien su origen procede de Italia, donde sólo se colocaba durante las fechas decembrinas en las iglesias, al trascender las fronteras y llegar a España, se extendió la tradición, primero entre la nobleza y posteriormente al resto de los habitantes.
Aunque en principio se representaba en pesebre viviente, es entre los siglos XVI y XVII cuando comenzaron a elaborarse las figuras, hechas por escultores españoles reconocidos, quienes las fabricaban en cera y en madera.
Durante el período de la colonización, con la llegada de los frailes y el proceso de conversión al cristianismo, al instaurarse la tradición de la elaboración del pesebre en diciembre, este llegó hasta el continente americano.

Viaggio Espresso