Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Rindieron homenaje al “héroe, coherente, honesto” José de San Martín

Antes de comenzar con la ceremonia se ubicó una ofrenda floral al pie del busto del general San Martín en la Plaza del pueblo. (PRENSA MUNICIPALIDAD DE PERGAMINO) Antes de comenzar con la ceremonia se ubicó una ofrenda floral al pie del busto del general San Martín en la Plaza del pueblo. (PRENSA MUNICIPALIDAD DE PERGAMINO)

La ceremonia se llevó a cabo en la Escuela Primaria Nº 54 de Rancagua. Silvia Sincovich, directora del establecimiento; Miguel Benestante de la Asociación Sanmartiniana de Rancagua y el intendente Javier Martínez, instaron a imitar “al libertador de América”.


Con fervor patriótico ayer en la localidad de Rancagua, se llevo a cabo el acto por el 169º aniversario de la muerte del general José de San Martín. Si bien la fecha se conmemoró el pasado sábado, el Municipio desarrolló la ceremonia ayer en la Escuela Primaria Nº 54 “Tierra del Fuego”.
Con la recepción de autoridades y de las banderas de ceremonia, se dio inicio al acto formal, previo haber depositado una ofrenda floral al pie del busto dedicado a San Martín, emplazado en la Plaza 12 de Octubre de la localidad rural.
En primer lugar se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino.
Los oradores; primero en representación de la Escuela Primaria Nº 54 “Tierra del Fuego”, expresó palabras alusivas su directora, Silvia Sincovich; luego fue el presidente de la Asociación Sanmartiniana de Rancagua, Miguel Benestante y por último el intendente Javier Martínez.
En el marco de las actuaciones, los alumnos de la EP Nº 54 y del Jardín de Infantes Nº 906 “Mi sueño”, fueron los protagonistas de una representación de la vida de José de San Martín.
El cierre estuvo a cargo del Instituto Comercial Rancagua.

Héroes con ideales
La directora de la EP Nº 54 Silvia Sincovich comenzó su discurso definiendo la palabra héroe como “la persona que se distingue por haber realizado una hazaña extraordinaria, especialmente si se requiere de mucho valor”. Al mismo tiempo señaló que esos héroes “son hombres de carne y hueso como cualquiera de nosotros, con virtudes y limitaciones pero que tienen capacidad especial para entregarse por una causa” y aclaró que “un héroe no es aquel que rápidamente alcanza la fama o que invade en poco tiempo los medios de comunicación sino aquellos que se ponen a la cabeza de un ideal para liberar el camino hacia la meta deseada”.
Luego de esta introducción, la docente se refirió a San Martín como ejemplo de héroe ya que “no renunció a su meta y ningún obstáculo fue suficiente para que no pudiera concretar los objetivos que se propuso. No se trata de superhéroes como los de las series televisivas. En lo personal y cotidiano un héroe también tiene errores, flaquea, puede ser contradictorio, a veces ambicioso, soberbio y abandónico pero puede opacar todo eso con acciones” y afirmó que “San Martín, un hombre real, pudo cruzar la Cordillera de los Andes y liberar Argentina, Chile y parte del Perú. Cómo no identificarlo como héroe”.

A disposición de la Patria
Por esa época, agregó Sincovich, el territorio argentino atravesaba un período de cambio en el que las fuerzas liberales luchaban contra el absolutismo europeo y la dependencia colonial. En este marco destacó que “ese San Martín que vivía en Europa no dudó, abandonó su carrera y su familia en pos de la libertad del lugar donde había nacido. Racional y con una mentalidad universalista se puso a disposición de su patria y se echó al hombro la causa emancipadora de los pueblos de América sin claudicar y con una voluntad de hierro. Nada ni nadie lo pudo desviar de su ideal, tal vez perdió más de lo que ganó”, y añadió que “en esas épocas no le llegó el reconocimiento merecido, pero ante cualquier lucha él antepuso la misión dejando de lado su protagonismo. No fue reconocido por sus contemporáneos, pero nunca se desvió de sus ideales: fue coherente, honesto y no luchaba por el poder. El tiempo lo convirtió en un héroe y vaya si volvemos sobre el significado de esa palabra no hay ninguna que lo defina mejor”.
Por último y refiriéndose a la realidad, Sincovich afirmó que “en épocas donde la palabra ya no tiene valor, donde la honestidad no prima, donde los ideales no se encuentran con frecuencia, donde el personalismo siempre se antepone a las causas comunes, es necesario que volvamos sobre la vida de este hombre, de este héroe de verdad, al que el tiempo lo llevó a la inmortalidad” e instó a imitarlo “aunque sea con pequeños actos, y seguramente desde el rincón en que nos toque actuar estaremos contribuyendo a mantener la Patria libre que él siempre soñó”.

Puntos en común
Por su parte Miguel Benestante, presidente de la Asociación Sanmartiniana de Rancagua enumeró los episodios que relacionan a San Martín con el Partido de Pergamino.
“La primera presencia que relacionó a San Martín con nuestra localidad tiene que ver con el Combate de San Lorenzo, en ese combate en que triunfaron los granaderos preparados por San Martín contra las fuerzas realistas quedaron 14 prisioneros españoles y 11 fueron enviados a vivir a la zona de Pergamino, muchos de ellos se instalaron en este pueblo, la mayoría de ellos era de descendencia vasca”, explicó.
El otro punto a destacar que relaciona a San Martín y Pergamino es la sublevación de Fontezuela, que se produjo cerca del actual pueblo. Al respecto Benestante informó que “el director supremo de ese tiempo, Carlos de Alvear que estaba en puja constante con San Martín, a pesar de que habían sido grandes amigos, eran rivales de poder, manda un ejército de 1.500 hombres a las órdenes de Alvarez Thomas para derrotar el movimiento en favor de Artigas y de las fuerzas del litoral que se desarrollaba en Santa Fe. Los jefes de ese Ejército, en combinación gente de Santa Fe, deciden sublevarse y no acatan la orden de Alvear de atacar. Esa sublevación provoca dos efectos que tienen que ver con San Martín, el primero que gracias a la sublevación Alvear renuncia al poder y a partir de ahí se comienza a convocar al Congreso de Tucumán para declarar la independencia, lo que le permitiría a San Martín luego ir a Chile en nombre de un país libre e independiente”.
Otro punto mencionado por el profesor es que, “en el final de su vida, se radica aquí Toribio de Luzuriaga, uno de los más grandes amigos y hombre de confianza que tuvo San Martín ya que Luzuriaga lo reemplazó como gobernador en Mendoza, lo siguió en la Campaña del Perú y fue nombrado mariscal allí. Finalmente, después de una negación de la clase política de ese entonces que lo habían declarado personaje maldito por ser amigo de San Martín, Luzuriaga se suicida en Pergamino”.
El último y más importante de los datos que ofreció el docente se dio con Rancagua ya que “el año próximo se cumplirán 200 años de la firma del Acta de Rancagua gracias a la que San Martín continuó al frente del Ejército”.

Espíritu sanmartiniano
En la conclusión de su oratoria, Benestante afirmó que “no estamos acá para sacar fotocopias de San Martín, lo que se conmemora en la actualidad no es al San Martín de carne y hueso sino su espíritu, los valores que él supo legar, valores que no son privativos de una mujer o de un hombre, sino estaremos haciendo una copia sin sentido ni razón de una historia muerta que en el presente no nos sirve”.

Martínez: “A San Martín le preocupaba la lucha entre hermanos, por eso bregó por la paz”
El último en dirigirse a los presentes fue el intendente Javier Martínez que calificó a San Martín como “un ser extraordinario, el libertador de América. Un gran héroe cuya vida estuvo marcada por su vocación de servicio y entrega completa a su ideal. Su vida fue puesta al servicio de liberar a los pueblos americanos y unirlos en un mismo ideal, y así lo hizo. A San Martín le preocupaban las grietas, las divisiones y la lucha entre hermanos; y por eso bregó por la paz, la igualdad, por nuestra soberanía y la unidad nacional”.

Viaggio Espresso