Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Se cortan por día unos 1.000 boletos menos en los colectivos urbanos

Desde La Nueva Perla aseguraron que se nota la reducción en la cantidad de pasajeros. (LA OPINION) Desde La Nueva Perla aseguraron que se nota la reducción en la cantidad de pasajeros. (LA OPINION)

Desde La Nueva Perla aseguran que en los últimos seis meses hubo una notable caída en la cantidad de personas que usan el transporte público, a pesar de haberse sumado una nueva franja al pasaje gratuito ¿El pergaminense lo descarta por mal servicio? ¿Preferencia por otro medio de circulación? ¿Menor actividad en la ciudad?  


Representantes de la empresa La Nueva Perla participaron de una reunión en la que estuvieron autoridades de distintas compañías del transporte automotor del interior del país, autoconvocadas para analizar en conjunto la situación económica que atraviesan.

Desde la empresa local sostienen que si bien se está funcionando con normalidad, “tenemos serios problemas en lo que respecta al marco financiero y por tal motivo estuvimos reunidos con entidades que nuclean a las compañías de transporte del interior dado que el panorama cada vez es más complicado”.

Quien se expresó en estos términos fue Alfredo González, quien calificó como “inestable” el flujo de subsidios, como uno de los motivos de los desequilibrios financieros. “Es algo que genera incertidumbre en quienes conducimos los destinos de este tipo de comercio en la provincia de Buenos Aires y en un contexto de país complicado, los vaivenes son permanentes”, agregó.

González comentó que habían tenido “una pequeña remontada” en los últimos meses, pero que los recientes cambios monetarios tras las elecciones del domingo vuelven a traer dudas, principalmente porque –asegura- “no se puede mantener la recaudación que había subido lentamente”.

Bien podría suponerse que en tiempos de crisis y con el alto costo del combustible, el uso del transporte público se incrementa en detrimento del vehículo particular. No obstante se viven tiempos de achiques forzosos en los hogares, González reveló que se usa menos el colectivo. Esto conlleva a reformular la lectura para contrastar ese descenso en la cantidad de pasajeros con una disminución de la actividad productiva en general en la ciudad. “Estamos muy lejos de lo que teníamos hace dos años en materia de utilización de los colectivos por parte de los usuarios del transporte automotor y esto es una realidad inevitable para las ganancias de la empresa”, sostiene González.

- ¿Qué trajeron de la reunión? ¿Alguna alternativa dada la volatilidad del dólar y la inminente subida de los salarios anunciada por el presidente?

- Nosotros tratamos de seguir para adelante siendo conscientes que la situación en varias empresas de colectivos no es buena, hay algunas que decidieron cerrar sus puertas y en otros casos se les hace imposible cumplir con la obligaciones salariales con todos sus empleados, como por ejemplo pasó con la compañía Paraná, que hace 10 días está con inconvenientes graves por no poder afrontar el 20 por ciento de aumento que hubo para los trabajadores del sector transportista.

- En este último tiempo en que se ha agudizado la crisis y que a su vez un nuevo sector, los estudiantes terciarios, accedieron al boleto gratuito. ¿Cómo se ha comportado el pasaje? ¿Viajan más o viajan menos?

- De acuerdo a las estimaciones que hacemos, ahora están viajando 1.000 personas menos que a principios de año; y en total llegamos a 2.000 menos si comparamos con los meses de mayo o junio del año pasado y esto es una repercusión muy grande en la economía de una empresa de servicio como la nuestra. Los cálculos los llevamos a cabo teniendo como referencia la cantidad de boletos que se vendían en aquel entonces con los que hoy en día entregamos a través del Sistema Único de Boleto Electrónico (Sube).

- ¿Las bajas en los cortes de boletos son en general en todo el país?

- Este tipo de empresas dependen mucho del movimiento que tengan las ciudades donde se presta el servicio de colectivos; en la vecina localidad de Junín hay problemas con la firma que hace poco tiempo empezó a funcionar y ahí el esfuerzo del Municipio es muy grande para poder sostenerla con el fin de brindarles a sus vecinos la prestación de un transporte público de pasajeros en forma constante.

- ¿Cómo están recibiendo los subsidios desde que pasaron a la Provincia?

- Son primordiales para seguir andando; primeramente llegaban desde Nación pero luego se pasó a Provincia y ahí estamos con los recursos afectados para el transporte; en relación a esto cabe decir que hubo una quita del 17 por ciento y esto es un dolor de cabeza para las compañías de colectivos que hacemos frente a los incrementos que significa el mantenimiento de los coches.

- ¿Los insumos tuvieron incrementos en estos últimos días?

- Combustible, repuestos y cuidado de las unidades es una de las mayores preocupaciones que tenemos porque los aumentos son constantes; nosotros hace más de un año que trajimos colectivos más modernos y nos gustaría poder tener toda la flota 0 kilómetros, pero es inaccesible para cualquier economía de una empresa como la nuestra.

Para que los usuarios entiendan la situación, hace un año y medio gastábamos en total alrededor de 300 mil pesos mensuales de gas oil, y ahora eso se nos representa algo así como 1.500.000 pesos, teniendo en cuenta los cambios que se originaron desde que Nación traspasó a Provincia el tema subsidios.

- Unidades viejas implican mayor costo de mantenimiento, además de la queja de los usuarios…

- Sabemos que cuando mayor tiempo pase sin cambiar los colectivos es más el gasto que hay en repuestos y mantenimientos, pero ahora es imposible pensar en nuevas unidades.

Viaggio Espresso