Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Se cumplen 100 años del nacimiento del arqueólogo Alberto Rex González

El prestigioso científico en una de las tantas entrevistas con LA OPINION. (ARCHIVO: LA OPINION) El prestigioso científico en una de las tantas entrevistas con LA OPINION. (ARCHIVO: LA OPINION)

Figura entre los arqueólogos mundiales de mayor prestigio, recibió numerosas distinciones y reconocimientos por su aporte al desarrollo y consolidación de la antropología en Argentina. En Pergamino recibió el título de “Hijo distinguido” y fue homenajeado muchas veces. Recordamos a uno de los pergaminenses más notables de todos los tiempos.


El viernes 16 se cumplirán 100 años del natalicio del arqueólogo y antropólogo Alberto Rex González, uno de los pergaminenses más notables de todos los tiempos, quien forma parte de nuestro patrimonio cultural.
Figura entre los arqueólogos mundiales de mayor prestigio, cuando se mencionan a los más importantes de nuestro país, se lo coloca junto a Florentino Ameghino, Francisco Pascasio Moreno (Perito Moreno), Estanislao Zeballos y Juan Baustista Ambrosetti.
Integrante de una vieja y tradicional familia pergaminense, Alberto era hermano de Alejandro González Gattone, quien ocupó importantes cargos en la función pública, artística y en las letras y fue director durante muchos años del Colegio Nacional y Comercial y director de la Escuela de Bellas Artes.
Con el doctor González no ha ocurrido aquello tan común de “nadie es profeta en su propia tierra”. Por el contrario, y en varias oportunidades la ciudad por vía de entidades señeras, sus representantes legales y LA OPINION, nos hemos ocupado elogiosamente en sendos artículos y entrevistas como corresponde en estricta justicia de este ilustre pergaminense.
En 1993, en el marco de la Semana de Pergamino, en una sesión especial el Concejo Deliberante, cuya presidencia estaba a cargo de Marcelo Conti, era declarado “Hijo distinguido” en “homenaje a la labor investigativa en el campo de la ciencia arqueológica”.
En 2006, mediante un proyecto de ley presentado por el entonces diputado provincial de nuestra ciudad Manuel Elías, el arqueólogo era declarado “Ciudadano ilustre” de la provincia, el máximo reconocimiento que otorga la provincia de Buenos Aires a sus hijos más dilectos.
También ese año, se le rindió un homenaje, con la organización de la entonces presidenta de la Casa de la Cultura, la poeta Edna Pozzi, el auspicio de la Municipalidad de Pergamino y de entidades representativas de nuestro medio, y el apoyo de la entonces diputada nacional, Rosa Tulio.
Aunque ha hurgado en suelo argentino en todas las latitudes -remontando ríos, penetrando cavernas y grutas del Noroeste o la Patagonia-, e incluso en el exterior (Africa), siempre volvió a su tierra natal. En 1992 recibió un homenaje de la Sociedad Rural y la Cámara de Comercio e Industria de Pergamino. En 1998, en el marco del ciclo de conferencias de la Casa de la Cultura de nuestra ciudad, habló de “La arqueología contemporánea: El ejemplo de la cultura de la Aguada del noroeste Argentino”. Ese mismo año el científico, también museólogo, visitó el Museo Histórico Municipal y felicitó a Guillermo Conti, Nydia Izzi y Marita Fekete por la labor de recuperación de la memoria histórica de la Norpampa. En la oportunidad dejaba como inquietud su anhelo de muchos años sobre la realización del Museo del Maíz en nuestra ciudad. En 2000 visitó la Feria Provincial del Libro, oportunidad en que brindó una charla. En 2007 fue invitado para la presentación el tomo III de la serie Del Giúdice x Del Giúdice, una compilación realizada por el periodista Mario Lombari.

Enorme trayectoria
Fue un arqueólogo, antropólogo y médico que se destacó con el estudio de las culturas precolombinas que se desarrollaron en América del Sur, en particular en el actual territorio argentino.
Fue pionero en la aplicación del método de datación por carbono 14 en América del Sur. Lo utilizó en el cerro Hinti Huasi (San Luis) para demostrar que los restos encontrados allí tenían una antigüedad de 8.000 años.
Gran parte de su labor la desarrolló en excavaciones sobre culturas agroalfareras en la provincia de Catamarca, que en 1992 le deparó un reconocimiento público por su aporte al conocimiento del pasado catamarqueño.
Realizó un aporte fundamental en la priorización de las culturas precolombinas del Noroeste Argentino (NOA) cambiando la metodología y técnicas de campo, estableciendo nuevas metas, como la reconstrucción histórica cultural integral, incorporando la economía y la organización social, a los estudios relacionados con la cerámica.
Entre otros logros, Rex González definió a la cultura de La Aguada como una nueva entidad arqueológica de nuestro noroeste (1955) e introdujo en la Argentina la técnica del fechado radiocarbónico.
Autos de más de un centenar de trabajos, publicó también una singular autobiografía, titulada Tiestos dispersos (Emece).
En su largo derrotero fue laureado con varias nominaciones, entre otras: premio a la producción científica nacional otorgado por el Ministerio de Educación; medalla otorgada por la Spinden Society; distinción especial de la American Archaeology Society; doctor Honoris Causa designado por las Universidades Nacionales de Tucumán, Córdoba, La Plata y la Unnoba; presidente de la Comisión de Ciencias Antorpológicas; presidente de la Comisión de Ciencias Antropológicas; presidente del LXXXVII Congreso Internacional de Americanistas; profesor visitante de la Universidad de Harvard, EE.UU., 1968; miembro de la Comisión Argentina al Sudan; director del Museo Etnográfico, 1984-1987; jefe de la División Arqueológica del Museo de La Plata.
Posee 107 publicaciones, entre libros, opúsculos, boletines, monografías y artículos aparecidos entre 1939 y 1986, entre ellos: Arte Precolombino del NOA (Tokio, 1991); Las placas metálicas de los Andes del Sur (1992), La metalurgia precolombina en Sud América, 1990.
Pero además de los galardones oficiales, Rex González está considerado la “bisagra” de la Arqueología argentina, una profesión que ya contaba con extraordinarios referentes pero que ni siquiera existía en las universidades de este país cuando él empezó a ejercerla, y dentro del cual se convirtió en uno de sus más respetados y polémicos representantes.
Falleció en la ciudad de La Plata a los 93 años, el 28 de marzo de 2012.