Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Sebastián Campo: “La salud es el eje sobre el que deben tomarse todas las decisiones”

Sebastián Campo, presidente de la filial Pergamino de FAA. (LA OPINION) Sebastián Campo, presidente de la filial Pergamino de FAA. (LA OPINION)

El presidente de la filial Pergamino de Federación Agraria Argentina aseguró que esta semana tratarán de reunirse con el fiscal Matías Di Lello. También mantuvieron cónclaves con funcionarios del Municipio. Qué ocurre con la campaña que ya está en marcha.


Los productores del Partido de Pergamino están preocupados. Entiéndase por productores no solo a quienes trabajan los principales cultivos que se siembran en estos campos bonaerenses sino también a apicultores, huerteros y aplicadores, sean terrestres y aéreos. La medida impuesta por el juez Carlos Villafuerte Ruzo los afecta directamente en sus actividades, lo mismo que a sus empleados.
Es por ello que los representantes de las entidades rurales de Pergamino ya mantuvieron algunas reuniones con funcionarios del Municipio a los fines de obtener más información sobre cómo proseguir.
Con cada productor o dirigente de las entidades que conforman la Mesa de Enlace local que se dialogue sobre el tema, la respuesta es la misma: “Estamos pagando justos por pecadores y esta medida es injusta”. Todos entienden que lo que prima es la salud, por sobre todas las cosas, incluso sobre la producción agrícola. Muchos de ellos, sus familias o amigos, viven en zonas rurales y no ahora, sino siempre, entendieron la peligrosidad de fumigar o aplicar agroquímicos cerca de zonas urbanas, pueblos o escuelas.
Es por ello que, según explicó a LA OPINION Sebastián Campo, presidente de la filial Pergamino de Federación Agraria Argentina (FAA), “esta es una medida en un principio sorpresiva ya que no esperábamos una generalidad como ésta, entendiendo que el conflicto era con uno o dos productores de la zona que estaban en incumplimiento de la ordenanza municipal. Pensábamos que el peso de la ley iba a caer sobre esas personas. En cambio esta medida ahora aplica a toda la ciudad de Pergamino y es probable que se extienda a los pueblos”.

Sugerencias
Una vez conocida la disposición de Villafuerte Ruzo, desde la filial Pergamino de FAA mantuvieron dos reuniones con funcionarios del Municipio de Pergamino a la que también asistieron las entidades vinculadas al sector agropecuario: “Allí pudimos informarnos acerca de la situación y ver qué medidas podíamos tomar”, contó Campo, quien adelantó que junto a la Mesa de Enlace local esta semana intentarán concretar un encuentro con el fiscal Matías Di Lello a los fines de explicarle la posición del sector: “Vamos a sugerirle que a aquellos productores que infrinjan la ordenanza se les aplique todo el peso de la ley que corresponda; que le solicite a la Municipalidad de Pergamino que cumpla con el control suficiente sobre las aplicaciones. Para llevar a cabo esto último se necesitan auditar todos los campos del Partido, lo que se puede hacer, aunque parezca mucho, ya que hay 12 pueblos de campaña, escuelas, asentamientos, etcétera”.

La salud primero
Teniendo como premisa la salud humana, Sebastián Campo sostuvo que la ordenanza municipal debe ser cumplida: “Hay 100 metros de exclusión y 500 de amortiguamiento. También decimos que el Estado debe dar las herramientas para que esos 100 metros no sean una zona propicia al desarrollo de malezas y alimañas, que sabemos que ya está pasando en algunos pueblos donde se cumple esta ordenanza como corresponde. Tiene que haber una alternativa en la que debemos trabajar las entidades, el Estado, el Inta y la Unnoba, por citar algunas instituciones. Pero para la Federación Agraria, y entiendo que también para todas las entidades, la salud es lo más importante”.
El joven dirigente y también productor agropecuario compartió con LA OPINION su situación: “Yo vivo en Acevedo, a cuatro cuadras del primer lote productivo, donde se siembra maíz o soja. Y mi hija va a la escuela que está a tres cuadras del primer campo lindero al pueblo, con lo cual uno y todos los vecinos queremos respirar aire sano, eso está claro. La salud sin lugar a dudas es el eje fundamental sobre el que deben tomarse todas las decisiones”, insistió, pero lamentando también que por las malas prácticas de algunos se vea afectado el trabajo de todos, y a la postre, la realidad económica de las ciudad y los pueblos.

Afectación inmediata
Aún existen imprecisiones sobre cuántas hectáreas estarían afectadas a la producción con esta resolución, aunque según datos aportados por el joven presidente de FAA, “hay productores que perderían el 100 por ciento de su producción agrícola. Se habla de 5.100 hectáreas solo en la ciudad de Pergamino con esta exclusión de límites de 1.095 metros y 3.000 metros para aplicaciones terrestres y aéreas, respectivamente”.
Con esos guarismos, las inquietudes de los afiliados a la FAA Pergamino se convierten en signos de alarma: “Existe una preocupación porque en este momento la campaña ya está en marcha, los trigos están sembrados y hay que aplicarle fungicidas en breve, los barbechos largos están todos hechos pero ahora hay que hacer los barbechos cortos, estamos con la campaña decidida porque el productor sabe en qué lote va a hacer sorgo, maíz y soja. Entonces el momento y la situación económica en impactaría esta medida serían durísimos porque le mueve todo el sistema productivo. Si esto hubiera sido discutido a principios de año, en febrero o marzo, y aplicado en mayo o junio, cuando el productor está planificando la campaña, hubiera podido armarse de las herramientas necesarias para poder afrontar el ciclo”.

Viaggio Espresso