Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Significativo descenso de pretensores pergaminenses en el Registro de Adoptantes

Walter Giuliani, titular del Juzgado de Familia de Pergamino.  (LA OPINION) Walter Giuliani, titular del Juzgado de Familia de Pergamino. (LA OPINION)

Al día de hoy son 17 los inscriptos para adoptar. Además, el Juzgado de Familia plantea que las condiciones apuntadas en las solicitudes solo cuadran para un grupo reducido de niños, lo cual dificulta concretar un vínculo. En tanto, los niños que se encuentran en situación de adoptabilidad en el distrito suman nueve, la mayoría corresponde a grupos de hermanos. La necesidad de buscar posibles adoptantes en otras localidades.


Puesto en movimiento el deseo de ser padre o madre vía adopción, los pretensores tejen en su camino una trama que se entrelaza también con las leyes civiles, con las necesidades de otras personas, las historias de otras familias, los derechos de la infancia y un panorama de realidades únicas y diferentes a la cotidiana de cada uno. Mente abierta, claridad, paciencia, escucha atenta y acompañamiento son condiciones que este camino impone. Justamente muchas de estas aptitudes fueron mencionadas por Mariana Rojas y Matías Cifuentes, en la nota concedida a LA OPINION el domingo 7 de junio en la que hablaron de su experiencia como inesperados y agradecidos padres adoptivos de cinco hermanitos.
Uno de los problemas que se registra es que la mayor parte de los pretensores a la hora de adoptar, busca bebés o niños de hasta cuatro o cinco años y un solo niño. Sin embargo los chicos que se encuentran en situación de adoptabilidad en nuestra ciudad son grupos de hermanos de dos, tres y hasta cinco niños, y si bien alguno de estos tiene 3 ó 4 años, los restantes hermanitos superan esa edad e incluso llegan a tener 10 ó 12 años, para los que no hay postulantes en nuestra ciudad, debiendo recurrirse a postulantes del resto de la provincia.

Pretensores con pretensiones
En los últimos años se ha registrado un marcado descenso de inscripciones de postulantes para adoptar. En la actualidad el registro que funciona en el Juzgado de Familia local cuenta con solo 17 postulantes (matrimonio, pareja conviviente o aspirante solo) de los cuales la mayoría manifestó su voluntad de adoptar niñas o niños menores de 6 años de edad. “Hoy no tenemos postulantes que quieran adoptar grupo de tres hermanos o más. Así se puede ver que los deseos de los adultos que quieren ser padres no siempre se alinean con la realidad de los chicos”, dijo Walter Giuliani, Juez de Familia de Pergamino y afirmó que “la legislación actual, por su parte, promueve que los grupos de hermanos no sean separados”.
También se presenta el desafío de encontrar una familia para los chicos que requieren
cuidados especiales o presentan alguna discapacidad porque pocos postulantes aceptan adoptar a un niño/a con un problema de salud leve pero ninguno aceptaría un niño con discapacidad física o mental.
“Si no se encuentra una familia adecuada en el Registro, generalmente para los casos
mencionados anteriormente se realiza una convocatoria pública a la que se pueden presentar postulantes inscriptos y personas que no lo estén de todo el país”, indicó Giuliani.
Por otro lado es importante aclarar, a diferencia de lo que sucedía años atrás, actualmente los postulantes solo pueden anotarse en un solo Registro, el correspondiente al domicilio de su lugar de residencia.

Multicausal
Sobre las causas a las que se atribuye el descenso de pretensores, existen muchas. De acuerdo a lo que se aprecia en el movimiento local, el magistrado dijo las más de las veces la baja del Registro obedece a la separación de la pareja, “entonces ninguno de los integrantes de la misma desea continuar solo con el proyecto de ser padre adoptivo”, también “la variación en la situación económica de los postulantes a través del tiempo”. Y finalmente mencionó entre las principales causas “la concreción de ser padres a través de las técnicas de reproducción humana asistida”.

Esta realidad se da no solo a nivel local sino también en todo el territorio bonaerense, y a pesar de que la reforma del Código Civil y Comercial (año 2015) trajo importantes avances en cuanto al acortamiento en los plazos del proceso de adopción, aún persisten dificultades para conseguir adoptantes.

La edad y la cantidad
Teniendo en cuenta las estadísticas desde el Juzgado se informó que el promedio de adopciones por año en nuestra ciudad es de alrededor de 10 ó 12 niños, niñas o adolescentes. Salvo excepciones, siempre son grupo de hermanos.
Asimismo, las edades también son dispares, pero se advirtió que los niños de menos de 3 años de edad en situación de adoptabilidad han sido sumamente escasos en estos 11 años de la puesta en funcionamiento del Juzgado. “El promedio de edad ronda los 7 años, aunque también hemos tenido niños de 12 años, y una vez una adolescente de 14 años que, por falta de postulantes no solo de nuestra ciudad sino de todo el país, se debió realizar una convocatoria pública, que culminó con un proceso exitoso de adopción”, explicó Giuliani.
En la actualidad hay nueve niños en situación de adoptabilidad en nuestra ciudad, grupos de cinco, tres y un niño. Para ellos nos hay padres postulantes pergaminenses ya que, como se mencionó anteriormente la mayoría de los pretensores quiere uno o a lo sumo dos niños y de hasta 5 años. No obstante, con un grupo de dos hermanos se está trabajando en la vinculación con posibles adoptantes de otra localidad.

Sistema de adopción
En la actualidad, un niño puede ser adoptado cuando un juez declara previamente su “situación de adoptabilidad”. Es el resultado de un proceso que comienza cuando el Sistema de Promoción y Protección de los Derechos del Niño determina que un niño, niña o adolescente no puede continuar viviendo con su familia de origen (por riesgo para su integridad, porque sus padres no pueden hacerse cargo, porque fue abandonado o porque la familia ampliada manifestó su deseo de no hacerse cargo). Es entonces cuando se decide como medida de protección la separación temporal del niño de su familia biológica, y como paso transitorio para protegerlo –se lo institucionaliza en un hogar convivencial- mientras se intenta reanudar el vínculo con su familia de origen, incluyendo a abuelos y hermanos. Si esto no es posible, el
juez debe busca runa familia del mismo lugar de residencia del chico, entre los inscriptos en el registro de postulantes, y si no se encuentra se amplía la búsqueda al resto de la provincia.
Para ello se solicita al registro de la Suprema Corte de Justicia provincial envié el listado y es el juez quien determina las condiciones que deben reunir los postulantes ayudado por su equipo interdisciplinario y con la participación de la Asesoría de Incapaces y de las integrantes de Servicio Local y Zonal de Promoción y Protección de Derechos del Niño. “Los jueces buscamos familias para los niños en estado de adoptabilidad y no niños para los adoptantes. Por último si no encontramos postulantes se acude al Registro Unico de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos, que incluye todos los postulantes a nivel nacional”, explicó Giuliani.

Darle una familia al niño
Hay que tener en claro que la adopción es una institución que tiene por única finalidad darle una familia a un niño que no la tiene, es decir cuando el niño o adolescente ya no tiene posibilidad de permanecer con su familia. La Convención de los Derechos del Niño señala que antes de considerar la adopción deben agotarse todas las posibilidades de revinculación con su familia de origen.
Si se avanza con la adopción, el juez entrevista a los postulantes teniendo en cuenta el orden de inscripción y las necesidades del niño o adolescente, y selecciona cuál de ellos es el más indicado. Luego comienza el período de vinculación que si resulta exitoso culmina con el otorgamiento de la “guarda con fines adoptivos”. Posteriormente se inicia el juicio de adopción mediante el cual se le otorga al niño la condición legal de hijo. Se garantiza que el niño sea oído durante el proceso. Es más, a partir de los 10 años es obligatorio que el menor preste su consentimiento para ser adoptado. “Es importante destacar que durante el proceso de vinculación los postulantes deben recibir ayuda psicológica ya que hemos tenido casos en que
los adultos han decidido inexplicablemente no continuar con la vinculación, regresando los niños al hogar”, sostuvo Giuliani.

Requisitos
Ante la pregunta de ¿quiénes pueden adoptar?, el juez respondió que “cualquier persona mayor de 25 años que tenga nacionalidad argentina o que cuente con cinco años de residencia en el país, y que esté inscripto en el registro de aspirantes. Puede ser postulante una única persona, un matrimonio o los integrantes de una unión convivencial”.

Creencias, mitos y desinformación

Para Walter Giuliani “existe una creencia generalizada y errónea de que un niño de 5, 6 ó 7 años es un nene grande y ello no es así” y fundamentó que “muchas parejas de nuestra ciudad pudieron acceder a la adopción cuando con el paso del tiempo modificaron la voluntad adoptiva original, extendiendo la edad del niño hasta 6 ó 7 años y también ampliando a grupo de dos o tres hermanos. Por eso es importante trabajar con el postulante para que pueda tomar conciencia de cuáles son los niños que necesitan una familia y así estar dispuestos adoptar a chicos más grandes, con discapacidad o grupo de hermanos. El gran desafío es como transmitimos las necesidades de los niños que esperan ser adoptados. Es muy difícil conseguir postulantes para niños que superan la edad idealizada. La sola modificación de
las leyes no cambia prácticas e ideas en el tema de construcciones familiares”.
Giuliani contó que hay otras que van cambiando con el paso del tiempo, debido a la
sensibilización que les produce conocer el funcionamiento del sistema. “Esto hace que si los postulantes aceptan varios hermanos, y de edades mayores, el tiempo de espera será menor, porque van a ser rápidamente convocados por distintos Juzgados”, sostuvo.