Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Simple: todo sobre el nuevo sistema de estacionamiento medido que se viene

La tradicional boleta de papel dejó de comercializarse para darle lugar al nuevo sistema de estacionamiento. (LA OPINION) La tradicional boleta de papel dejó de comercializarse para darle lugar al nuevo sistema de estacionamiento. (LA OPINION)

Desde el Municipio le contaron a LA OPINION detalles sobre esta plataforma que se pensó para mejorar uno de los puntos conflictivos del tránsito. Una de las ideas es sumar más espacios con beneficios para los automovilistas que no quieran estacionar en el microcentro. Este lunes a las 9:00 habrá una reunión informativa  con concejales.


El cambio en el sistema de estacionamiento medido de la ciudad estaba en la agenda del intendente Javier Martínez desde el inicio de su gestión y este 2019 será definitivamente el período en que se implementen las modificaciones, cumplidas ya las cuestiones previas como el aspecto jurídico, el análisis de impacto en el tránsito y la planificación urbana, además del desarrollo tecnológico en sí mismo.
“Sabíamos que era un reto gigantesco porque el estacionamiento medido es una cuestión polémica en una gran cantidad de ciudades”, comentó Lucas Marino Aguirre, secretario de Planificación y Modernización, área que tuvo a cargo el diseño del sistema para ser utilizado desde una aplicación para teléfonos celulares.
“Entendimos que el objetivo esencial del diseño del sistema era generar una herramienta que ayude a resolver paulatinamente problemas de tránsito que parecen imposibles”, siguió el funcionario, y “en ese orden buscábamos tener un sistema que nos ayude a cambiar principalmente nuestros hábitos para estacionar”.
La expectativa es que el parque automotor razonablemente seguirá aumentando, no hace la infraestructura en el Centro, donde cada vez es más complejo (por momentos del día, vale aclarar) circular, incluso para los peatones, que han ido perdiendo comodidad por dar mayores prerrogativas a los vehiculizados, ya sean autos, motos o bicicletas. “Pergamino ya no es la ciudad que era, siquiera hace 10 años”, expresó Marino Aguirre, explicando así la necesidad de que producir cambios en el estacionamiento. Para dar sus fundamentos y explicar el funcionamiento que tendrá el sistema llamado Simple, el funcionario ha convocado a los concejales y autoridades del Gabinete a una reunión, mañana a las 9:00.

Distintas controversias
Marino Aguirre aclaró que, a diferencia de lo que piensa mayoritariamente el vecino, “el sistema no tiene fines recaudatorios independientemente que lo necesite para funcionar” (similar a lo que sucede hoy con las boletas). “Por el contrario –abundó- pretende una lógica de premios y castigos para que entendamos que ya no podemos estacionar en la puerta de un banco, o de un negocio porque antes se podía. Aparte, resuelve otro gran problema de nuestra cultura, que son los permisos para estacionar apócrifos: a excepción de los contemplados en leyes nacionales, no se permitirán si no están funcionando dentro del sistema”, advirtió el secretario.
La aclaración de Marino Aguirre respecto del fin no lucrativo del sistema y de que la operatoria será por parte del Municipio es en respuesta a la versión de tercerización del sistema a un privado. Según se desprende de lo que hasta ahora se ha informado (por ahora poco, veremos mañana tras la reunión) la intervención privada es solo en el desarrollo tecnológico que se adquirió mas no en la operatoria.
La Jefatura de Gabinete, coordinada por Carlos Pérez, encomendó la redacción de la norma a Lucio Tezón. Incluye cambios en las zonas de carga y descarga y la contemplación de las campanas de separación de residuos como tema también relevante por la quita de espacios de estacionamiento. El proyecto fue puesto a consideración en el Concejo Deliberante y enviado a comisión. Allí, los concejales determinarán cuestiones como delimitación de zonas en microcentro, centro y macrocentro y etapas de ejecución para lugares como avenida Juan B Justo, que podría aplazarse en la etapa inicial.
La última gestión a cargo del secretario de Gobierno, Juan Manuel Rico Zini encomendada por el intendente Martínez, fue la resolución económica con todos los vendedores de boletas. “Allí se suscitan tres problemas esenciales: en primer lugar, se trata de una cuestión humana, dado que los adultos mayores se ‘mueren’ de frío en invierno y de calor en verano”; refirió un funcionario de tránsito. La segunda cuestión es que la figura jurídica del personal “no resiste en ningún esquema permanente, sabíamos que era un paliativo que se convirtió en un ecosistema muy poco razonable”, dijo en este caso Marino Aguirre. “Y nuestros boleteros no pueden ser explotados, tienen que ser protegidos a través de los instrumentos de la seguridad social que ofrece el Estado, por eso se resolvió un esquema de subsidio individual”, añadió. Y el tercer punto está vinculado con el mismo nivel de importancia, “es decir que el cliente/usuario del sistema tendrá que hacer ahora un esfuerzo adicional al de encontrar un lugar para estacionar como antes hacía para buscar a quien le vendía una boleta”.

De acuerdo al proyecto, el acarreo está previsto solamente para el microcentro de la ciudad. (LA OPINION)

Algunos ajustes
Tal como viene informando el Diario, mañana se reunirán los concejales con secretarios involucrados en la nueva planificación para analizar distintas cuestiones que hacen al funcionamiento de la aplicación, alcances de las zonas, tiempos de implementación y posibles ajustes de último momento, como bien podría dejar avenida Juan B. Justo para una próxima etapa del estacionamiento medido.
“Pocas veces tardamos tanto en avanzar en una reforma compleja como esta y es por eso que desde la elevación del proyecto al Concejo nos dedicamos a que todos los ediles pudieran estudiarla para plantearnos los desafíos”, destacó Marino Aguirre. “Un tema importante fue la resolución de los adultos mayores que vendían las boletas y nos comprometimos con los legisladores locales a buscar una solución conjunta para no perder el espíritu del nuevo proyecto y esta agenda fue complementada”, comentaron desde el Municipio.
Aunque no fue señalado por el funcionario, hay otros operativos aun no definidos, como la localización de puntos de carga, donde quienes no cuenten con la aplicación (por ejemplo visitantes o locales que no dispongan de smartphone) puedan registrar su auto estacionado en el sistema (cargar créditos) y no quedar en falta cuando su voluntad es acatar la norma.

Así será la portada de inicio de la aplicación Simple para celulares. (LA OPINION)

Características

De acuerdo con lo que se conoce hasta el momento, el sistema se trata de una aplicación para smartphone mediante la cual, y a través de la ubicación georrefenciada, el usuario dará comienzo y finalización al tiempo necesario para estacionar en la cuadra que corresponde a la ubicación de su auto.
Se trata de una cuenta asociada al número de celular, mediante la cual se carga el o los dominios para ser utilizados y hasta se puede cargar sin teléfono si se hace a través de una red habilitada de venta de créditos; en relación, a esto se toma como ejemplo que el comerciante podrá carga créditos a la patente del usuario. Otra forma, es subir créditos a través de tarjetas prepagas que contienen un código que genera puntos en la aplicación del usuario; y por supuesto, también se podrán cargar créditos en la misma aplicación con medios de pago virtuales tales como Mercado Pago.
“La simplicidad de la aplicación permite transferir créditos entre usuarios, es ideal para padres que quieran transferirle a sus hijos; o bien para comercios que quieran ofrecer horas de estacionamiento a sus clientes”, dijo Marino Aguirre. “Permite tener una estimación de lugares libres según zonas y esto es para cuando el usuario que viene desde fuera de la zona le indique que cuadras tienen menos autos estacionados”, dijo el funcionario. “Y también alerta al conductor si queda poco tiempo de estacionamiento; en ese caso, el usuario desde la aplicación y sin volver al auto puede agregar tiempo para mantenerse en ese espacio”.


Tiempo de transición
Un grupo de controladores estarán revisando las zonas en la medida que el sistema les irá dando autos estacionados que no hicieron el ingreso al sistema, por lo que personal de Tránsito, en tiempo real, sabrá a dónde hay que hacer una multa; o bien un acarreo que solo se concretará en la zona microcentro.
“Entendemos que la puesta a punto y funcionamiento requiere de unos 60 días, pero recorrimos mucho ya en el diseño del sistema, que será permanentemente adecuado a los desafíos de nuestra ciudad”, explicó el secretario de Planificación y Modernización, Lucas Marino Aguirre. “Esa fue la principal razón del porque tomamos la decisión de diseñarlo nosotros y no acudir a sistemas ‘enlatados’ que luego resultan poco flexibles”, resaltó el funcionario.
“Tendremos un pequeño equipo en la calle para que explique a los usuarios cómo funciona, entregando tutoriales o folletos y señalizando en aquellas cuadras habilitadas, a su vez se contará con una línea telefónica que atenderá consultas al respecto”, explicó Marino Aguirre antes del encuentro de mañana en el Municipio donde se darán más detalles a concejales.

Viaggio Espresso