Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Sin subsidios y con aumento de costos, está en peligro el servicio de colectivos

Las empresas del interior en alerta por la quita de los subsidios al transporte. (LA OPINION) Las empresas del interior en alerta por la quita de los subsidios al transporte. (LA OPINION)

Incertidumbre generalizada en los responsables de la empresa La Nueva Perla por los cambios que se producirán a partir de enero. Las compensaciones todavía no se sabe si serán aportadas por Provincia y por la inflación pedirán una suba en el precio del pasaje para hacer frente al funcionamiento del servicio.


“Esta es una situación muy compleja, hubo una devaluación grande y estamos tratando por todos los medios de sostenernos lo mejor que se puede porque las condiciones son complejas en todo sentido”, explicó en el inicio de la entrevista Alfredo González, referente de la empresa La Nueva Perla, que tiene la concesión del servicio de transporte público de colectivos.
“En estos tiempos intentaremos buscar la mejor manera de sobrellevar los gastos en general, teniendo reuniones con cada encargado de área para ir logrando soluciones posibles, de todos modos en repuestos y/o reparaciones debemos priorizar la calidad”, manifestó el empresario de nuestra ciudad que al igual que sus colegas del interior están esperando las respuestas con relación al sistema de subsidios gubernamentales.
- ¿Frente a esta situación la empresa buscará un nuevo aumento en el precio del boleto de colectivos?
- Sí; solicitaremos un nuevo aumento y estamos trabajando en esto porque el público entenderá que la situación económica es sumamente complicada para todos, día a día los precios varían por lo que tenemos que pedir un reajuste de tarifas.
- ¿Entonces tienen ya establecidos los montos a solicitarle al Municipio?
- La tarifa solicitada con anterioridad fue de 23,59 pesos y se nos otorgó 21,13, aunque cabe señalar que con esos 23,59 que pedimos era solo para lograr un punto de equilibrio, sin inversión y sin el último aumento salarial que dimos a los trabajadores de la empresa. Y como es de público conocimiento, los insumos subieron de manera muy abrupta, como así también lo hicieron los salarios respetando los acuerdos realizados con el gremio que nuclea a nuestra gente.

Un futuro incierto
“A través de varias reuniones con la Federación Argentina de Transporte por Automotor de Pasajeros (Fatap), que es quien agrupa a todas las empresas del interior, se nos informó que el Gobierno nacional anunció finalmente que a partir del 1º de enero de 2019 no pagará más las compensaciones tarifarias, y que se tendrían que hacer cargo las provincias y/o municipios, pero aún no hay nada concreto, así que seguimos de cerca y nos mantenemos en contacto directo para ver como sigue la situación”, reconoció ayer González en un tramo de la entrevista con el Diario.
-¿Creen que Provincia se hará cargo de los subsidios que dejará de dar Nación?
- Tal como dijimos con Nación, tampoco lo sabemos de la Gobernación, ya que no hubo ninguna comunicación al respecto; esto hace que nos encontremos en una situación de incertidumbre constante y sobre todo nos urge saberlo porque se aproxima la fecha anunciada. Y frente a estos cambios significativos, el precio del boleto en la ciudad debería incrementarse ante la pérdida de la compensación que da el Estado.
-¿Pueden las empresas del interior del país funcionar sin esta ayuda de los subsidios?
- Creemos que no; ante todo deberíamos evaluar la situación y seguramente se reduciría en un 50 por ciento toda la empresa, ya que pensamos que muy poca gente podrá utilizar el servicio y ver qué sucede, o bien desaparecería directamente el transporte de pasajeros de la ciudad.
Por tal motivo pusimos calcomanías en nuestros coches como lo hicieron las empresas del interior porque consideramos que era una manera de informar a la población sobre los cambios que se generarán en los precios de los boletos sin el plan de subsidios que se nos otorgan para funcionar; sin estas compensaciones tenemos que hablar de un boleto de 50 pesos, aproximadamente.
Por otra parte nos enteramos que en la provincia de Córdoba, por ejemplo, no tienen estas informaciones adhesivas en los micros porque el Gobierno provincial les pidió que no las colocasen, ya que se harán cargo de dichos subsidios para evitar que paguen los usuarios por esta medida dispuesta por el Estado nacional.