Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Son discrepantes las voces en torno al presente del Maiztegui

Desde la liviandad de las redes sociales se dijo que el Maiztegui cerraba, lo que fue desmentido oficialmente. (INEVH) Desde la liviandad de las redes sociales se dijo que el Maiztegui cerraba, lo que fue desmentido oficialmente. (INEVH)

La centralización del diagnóstico de hantavirus en el Malbrán quitó al Instituto una tarea que venía desarrollando. Esto generó preocupación y posiciones antagónicas, en un momento en el que el país necesitaría ampliar su capacidad diagnóstica. Un mensaje que se viralizó hablaba del posible cierre del Inevh, algo que fue desmentido.


El recorte de funciones en el diagnóstico de hantavirus en un momento en el que el brote en Epuyén y la aparición de casos en otras regiones del país tiene en alerta al sistema sanitario puso al Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas “Doctor Julio Maiztegui” en el centro de las miradas y motivó la preocupación de distintos actores de la comunidad local y nacional. A esto se sumó una cadena de Wats App que llamaba a la sociedad a realizar un “abrazo simbólico” para evitar el cierre de la institución -una alternativa que no se analiza- para generar posiciones antagónicas entre empleados del centro de salud de reconocimiento internacional por su labor y las actuales autoridades.
Para contrarrestar el efecto que en la opinión pública iban alcanzando los ecos de un mensaje que se viralizó a través de las redes sociales, el sábado y luego de reunirse con autoridades locales, el interventor Claudio Bonel desmintió el cierre del Instituto Maiztegui y relativizó el quite de funciones al laboratorio de diagnóstico argumentando que era una decisión instrumentada por la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud que se circunscribía al tiempo que durara el brote de hantavirus y solo para “homogeneizar procedimientos”.
Horas después, desde la Dirección de Prensa y Comunicación del Municipio -que intervino en la difusión de la respuesta oficial de las autoridades del Inevh aunque es una competencia que en rigor no le corresponde ya que el Instituto Maiztegui es una institución nacional que no depende del Municipio- se difundió un comunicado con la voz oficial del Inevh ante las versiones que hablaban del cierre.
Bajo el título: “El Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas ‘Doctor Julio Maiztegiui’ no cerrará nunca”, el texto de esa comunicación oficial expresa: “Como ocurre con las instituciones u organismos estratégicos, su continuidad está asegurada en el tiempo. Mas tratándose de un Instituto con 40 años de trayectoria; que pertenece a otro organismo con más de 100 años de trayectoria: la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (Anlis-Malbrán); que actúa como centro colaborador de la OMS/OPS para referencia e investigación en Fiebres Hemorrágicas Virales y Arbovirosis desde 1985, habiendo renovado su rol como Centro Colaborador en 2018, e integra la red Goarn y el Scom o comité directivo de Goarn, siendo el Inevh el único instituto de Latinoamérica miembro de dicho comité ejecutivo. Desde 2016 a 2018 el Goarn ha estado integrado por instituciones representativas de Francia, Estados Unidos, Senegal, China, Reino Unido, Singapur, la Red de Salud Pública del Mediterráneo Oriental, Unicef, la Red Internacional de Médicos Sin Fronteras, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y el Consorcio internacional para infecciones respiratorias agudas”.
“El Inevh produce la vacuna Candid # 1 contra la Fiebre Hemorrágica Argentina (FHA), así como plasma hiperinmune humano como tratamiento para esta enfermedad. Durante la actual gestión de la Anlis se ha puesto foco en hacer participar al Inevh de nuevos proyectos, entre los cuales está el de desarrollo de plasma hiperinmune para Hanta, en conjunto con importantes instituciones del país como Anmat, Anlap y el Laboratorio de Hemoderivados de Córdoba”, agrega.
Y en la continuidad señala que “se ha propuesto desde el Laboratorio de Arbovirus del Inevh un entrenamiento en Fiocruz para avanzar en las secuencias completas de YFV detectados en Argentina y otros Arbovirus (Zika, Dengue, etcétera). Con relación a la Fiocruz el Inevh participará del proyecto que permitirá la producción nacional de Vacuna de Fiebre Amarilla”.
Con relación a la decisión de quitar al Instituto Maiztegui la función de diagnóstico en hantavirus, el comunicado del Inevh refiere textualmente: “En el país los grupos nacionales con experiencia y capacidades para estudios en brotes por hantavirus pertenecen a dos instituciones del sector de Salud Pública que corresponden a la órbita de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (Anlis) ‘Dr. Carlos G. Malbrán’”: el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (Inei-Anlis), actualmente designado Laboratorio de Referencia Nacional de Hantavirus; y el Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas ‘Doctor Julio Maiztegui’. Simplemente para homogeneizar procedimientos durante el brote, se ha decidido que el análisis se realice en el Laboratorio Nacional de Referencia de Hanta para esta patología, tal como lo establece la Resolución N° 70/2011 del Ministerio de Salud de la Nación. El Inevh está disponible para participar activamente en el asesoramiento epidemiológico así como también en el análisis conjunto de estrategias de captura de roedores, según la demanda de la Secretaria de Gobierno y de cada Ministerio de Salud provincial impactado por el brote”.

Otra postura
Ante el mismo disparador -el mensaje que se viralizó en redes sociales haciendo referencia al posible cierre del Instituto- y la preocupación por el quite de funciones a la institución en el diagnóstico de hantavirus, personal del Instituto Maiztegui divulgó el fin de semana un comunicado en el que expresan: “Ante las versiones que circulan en las redes sociales y medios de comunicación sobre el Instituto Maiztegui (Inevh), resulta de suma gravedad que, existiendo solamente dos laboratorios de referencia con capacidad instalada en el país para la realización del diagnóstico de hantavirus, se haya reducido la posibilidad de dar respuesta diagnóstica a uno solo de ellos, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en medio de la ocurrencia del conocido brote de Epuyén”.
En esta línea opinaron que “es un momento en el que el país necesitaría tener funcionando a pleno los dos laboratorios debido a la sensibilización que un brote genera aumentando significativamente la demanda diagnóstica”. Y aclararon que “el Instituto en la actualidad continúa técnica y operativamente en condiciones de trabajar de manera eficiente en el diagnóstico de hantavirus”.
Así reconocieron que “no se comprende la orden recibida desde la intervención del Instituto Maiztegui de no procesar ninguna muestra que ingrese al Inevh para el diagnóstico de hantavirus”, y señalaron que esta medida se instrumentó “sin mediar argumentos valederos”.
“Todas las muestras deben ser redirigidas a la Anlis Malbrán, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con la consecuente demora en el diagnóstico que ello ocasiona”, agrega el comunicado en el que se manifiesta una “profunda preocupación porque además de tratarse de una cuestión de salud pública, al Instituto Maiztegui se le ha quitado una función que venía desarrollando habitualmente”.
Por último, la comunicación refiere: “Estos hechos, sumados al desfinanciamiento que se ha profundizado en el último año, ponen en riesgo y generan incertidumbre sobre el futuro de la institución”.

Viaggio Espresso