Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Sube el precio del pan: en algunas panaderías de Pergamino vale 70 pesos

Desde las panaderías de Pergamino reconocieron que no siempre se puede trasladar el aumento de la harina, pero este caso es excepcional. (LA OPINION) Desde las panaderías de Pergamino reconocieron que no siempre se puede trasladar el aumento de la harina, pero este caso es excepcional. (LA OPINION)

Los comerciantes del sector tratar de no trasladar el aumento de la harina al mostrador pero notaron que es imposible porque los costos son muy elevados. En algunos casos las distribuidoras de la materia prima se presentaron con un valor de 1.000 pesos la bolsa de 50 kilogramos. Preocupación en el sector industrial.


Al igual que en el resto del país pero con algunas cuestiones a tener en cuenta, en Pergamino se registraron aumentos en el precio del pan y desde el sector elaborador destacaron que “no trasladamos todos los incrementos en las materias primas porque debemos estar del lado de nuestros clientes”, coincidieron algunas de las fuentes consultadas por LA OPINION. Con relación a la suba, cabe decir que hay panaderías donde se comercializa a 70 pesos el kilogramo y también hay barrios donde los precios son más bajos.
El precio de la bolsa de 50 kilogramos de harina tenía un precio de 600 pesos la semana pasada y ahora se está vendiendo a entre 900 y más de 1.000 pesos, según de donde se abastezcan los panaderos. “Generalmente hacemos foco en el costo de la harina porque es el producto esencial para la elaboración, pero hay que pensar también en lo que hace a las tarifas de gas que tuvieron cambios significativos”, destacaron con respecto a los puntos básicos donde se sustenta la modificación en los valores.

Momentos difíciles
De acuerdo a lo que le explicaron a LA OPINION, se reveló que las ventas de harina estaban suspendidas desde el lunes por la “especulación” de los acopiadores del trigo y la industria molinera, que “estuvieron reteniendo el producto a la espera de ver lo que pasaba con el precio del dólar”, confiaron ante la pregunta sobre desabastecimiento.
En ese escenario de oferta escasa, un responsable de un negocio del rubro indicó que “algunas distribuidoras salieron a vender la bolsa de 50 kilos con un significativo aumento e incluso hubo panaderías que necesitaban producir y pagaron más de 1.000 pesos la bolsa”.
De una tonelada de trigo, los molinos sacan 75 por ciento de harina y el otro 25 lo transforman en alimentos balanceados, pellets y demás. “Con eso último pagaban los costos. Si hoy miramos a Estados Unidos, el valor de la bolsa de harina está el equivalente a 600 pesos argentinos. Entonces, acá hay pura especulación”, explicaron medios nacionales con respecto a lo que confirmaron las entidades intermedias que agrupan a los panaderos de todo el país.

En toda la provincia
A nivel provincial el costo en pesos del kilo sigue con alzas constantes; “el panadero individualmente hace sus propios números y aumenta. El que estaba en 50 pesos lo lleva a 55 pesos y el que estaba en 60 a 70 pesos”, señalaron desde la Federación bonaerense que nuclea a los industriales de esta actividad.
“Quizás se toma el costo del pan porque es un valor de referencia en la canasta de alimentos, en la mayoría de los casos todos los días se compra el pan fresco, pero una situación que permite reconocer los aumentos tiene que ver con las facturas, y en este caso la poca venta es una imagen clara del momento económico que se vive”, advirtieron desde la industria panaderil.
Tal como sucediera semanas atrás, se responsabilizó nuevamente al precio de la harina por el aumento del pan y se solicitó de manera urgente acceder a subsidios. Al respecto, se aseguró que el sector atraviesa un momento de “incertidumbre generalizada debido a que la harina no tiene precio; la última cotización era de 950 la bolsa, lo que refleja un incremento muy grande en estos últimos meses”, destacaron en un informe que fue emitido ayer. Asimismo se manifestó que desde el rubro están “preocupados porque el producto que fabricamos es muy sensible a la sociedad y a los que menos tienen”, señaló el comunicado que recibió LA OPINION.

Clientes en el medio
Si bien las instituciones que trabajan con el sector explican que “pretenden que el pan no falte en ninguna mesa de los argentinos”, para muchos la situación es grave dado que no solamente aumentó este alimento; “la gente cada vez compra menos e incluso nos preguntan si no tenemos pan oreado, del día anterior, para poder llevarlo a menor precio”, resaltó un comerciante de nuestra ciudad al hablar con LA OPINION. “En estos días las consultas sobre cuándo iba a subir el precio fueron constantes porque el cliente es el que más sufre estos cambios de precios, hay que entender que en Pergamino se hace un esfuerzo muy grande para no aumentar todo lo que correspondería, pero en esta situación es imposible no trasladarlo al mostrador. Si la panadería tiene todo en regla, cumpliendo con las obligaciones tributarias y el personal registrado, los precios de venta serán inevitablemente mayores a los que puedan ofrecer en un comercio de barrio o bien una reventa de puertas cerradas, es decir sin local a la calle”, agregaron.

Viaggio Espresso