Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Taller Protegido: 45 años ofreciendo trabajo a personas con discapacidad intelectual

Los 30 operarios del Taller Protegido junto a las supervisoras e integrantes de la comisión directiva  (LA OPINION) Los 30 operarios del Taller Protegido junto a las supervisoras e integrantes de la comisión directiva (LA OPINION)

Arribar a un nuevo aniversario es mérito de muchas personas que trabajaron desde el inicio del Taller ya que para que una asociación civil de estas características pueda seguir funcionando y cumpliendo su objetivo debe contar con el apoyo y compromiso de la ciudadanía.


El Taller Protegido cumple en los próximos días 45 años desde su creación, y ello motiva que los integrantes de la comisión directiva se encuentren abocados a la organización de un festejo que tendrá lugar el sábado próximo desde las 16:00 y hasta las 18:00, en el predio de avenida Jáuregui y Nelly Pujol.

Arribar a un nuevo aniversario es mérito de muchas personas que trabajaron desde el inicio del Taller ya que para que una asociación civil de estas características pueda seguir funcionando y cumpliendo su objetivo, el de brindar trabajo a personas jóvenes y adultas con discapacidad intelectual, debe contar con el apoyo y compromiso de la ciudadanía.

En diálogo con LA OPINION, la presidenta de la comisión directiva, Dora Moyano, contó sobre los festejos que se realizarán el sábado: “Festejamos de una manera muy simple pero con el amor de las personas que nos quieren. En esta oportunidad la ONG ‘Música para el alma’, cuyo objetivo es llevar la música a quienes no pueden acceder, tiene en Pergamino como representantes al grupo ‘Tutti vocal’; ellos compartirán los festejos con nosotros trayendo su música y su canto. Desde el arte hemos recibido un regalo muy importante que han realizado las alumnas del taller ‘El Jacarandá’, que es un mural de mosaiquismo que descubriremos en el festejo”.

La actualidad del Taller

La celebración pondrá el foco en la actualidad del Taller Protegido; al respecto Moyano contó sobre la labor que por estos días se desarrolla en el predio de avenida Jáuregui. “El Taller Protegido funciona de lunes a viernes de 8:30 a 15:45, cuenta con 30 operarios, que es su capacidad máxima, con asistencia casi perfecta siempre. Tanto los operarios como las familias de los mismos están muy comprometidos y comprenden la importancia que reviste que los chicos concurran al Taller y que éste exista”.

En cuanto a las labores que actualmente ejecutan los operarios, la presidenta de la comisión directiva señaló: “Estamos realizando varias actividades con la posibilidad de un nuevo proyecto de trabajo que nos tiene entusiasmados, emocionados y ocupados, y que daremos a conocer cuando se concrete”, y agregó: “Continuamos con el armado de broches, que es un clásico que a muchos operarios les gusta mucho; el preparado, lavado, cortado de verduras que le vendemos a Centros de Desarrollo Comunitario y a una fábrica, y desde el año 2016 llevamos adelante el programa ‘Sumando Compromiso’ que consiste en la recolección y reciclado de las botellas de plástico PET. Nuestro trabajo concretamente es clasificar las botellas que los ciudadanos depositan en las botellas naranjas y enfardarlas para su posterior comercialización”.

“Gente con mucho amor”

Los supervisores son quienes acompañan a los chicos del Taller Protegido en sus labores cotidianas. En este momento son cuatro empleadas fijas del Taller Protegido: Graciela Fernández, Cintia Pistolesi, Mariana Maloni, Verónica Rubio. “La institución vive porque hay mucha gente, con mucho amor, que le dedica su tiempo. Algunas de esas personas son las supervisoras y otras son las 13 que integran la comisión directiva, no hay persona más importante que otra pero todas deben estar para que funcione la institución”, aseguró Moyano.

Es importante en este sentido dar a conocer a la comisión directiva: Dora Moyano (presidente), Germán Marconato (vicepresidente), Zulema Albornoz (secretaria), Marta Esper (prosecretaria), Américo Despouy (tesorero), Eduardo Gindin (prosecretario). Vocales: Mariano Larlus, Marcela Bengochea, Valeria Reichler, Facundo Marconato. Comisión revisora de cuentas: María del Huerto Remy, Rita Gindin, Mary Santilli.

Historia

Sobre la historia, Moyano recordó que Pergamino fue una de las primeras ciudades de la provincia de Buenos Aires que tuvo Escuela de Educación Especial y Escuela Laboral “pero a pesar de ello siempre hubo necesidad de un Taller Protegido, lo que fue detectado por docentes que trabajaban con las personas con discapacidad, y que fueron los que iniciaron la tarea. En estos últimos días se acercó al Taller Elisa Francisconi, orientadora social, que nos contó la historia de los primeros docentes que hicieron las averiguaciones sobre el funcionamiento de los talleres protegidos. En este contexto Nelly Pujol, que era la inspectora en ese momento, fue la que se encargó de realizar las tramitaciones correspondientes. En memoria de ella, hace dos años le pusimos Nelly Pujol a la calle que ingresa al Taller en homenaje a ese grupo de personas que fueron los mentores de esa institución”.

Los pioneros en la creación del Taller convocaron a un grupo de empresarios, y entre esas personas, desde la institución destacaron “la comprometida participación durante muchos años de Hugo Apesteguía y de quien es el tesorero hasta estos días Américo Despouy. Toda esta construcción es obra de más de 20 años en la que Apesteguía fue responsable de la institución”.

Quique, el veterano

Quique es el operario más antiguo del Taller Protegido ya que cuenta con 45 años de labor y 57 de edad. En un breve diálogo con el Diario recuerda cuando inició su trabajo en el Taller con la ayuda de la supervisora Graciela Nasta. Recuerda que “hacía de todo” (por muchos años se confeccionaron bolsas de residuos y trapos de piso), y pone énfasis en el placer que le da asistir todos los días al Taller. Con una sonrisa permanente expresa su alegría y valora que durante sus años de trabajo hizo muchos amigos, todos los operarios son sus amigos. El trabajo que más le gusta hacer es clasificar botellas mientras que sus compañeros sostienen que es un experto en pasar el lampazo.

Quique, operario del Taller. (LA OPINION)

Viaggio Espresso