Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

“Toro” recuperó todo su esplendor y es uno de los espacios elegidos para disfrutar del verano

Con su completa infraestructura, el exbalneario ahora camping es una especie de perla en el mar que tiene Pergamino. Creado por la desaparecida empresa Couto, tuvo con ella su momento de ocaso hasta que en 1993 fue adquirido por el Sindicato de Choferes de Camiones. Los domingos concurren más de 1.800 personas. Las piletas con agua salada son la principal atracción del predio que cuenta con 17 hectáreas.

DE LA REDACCION. Ubicado en el kilómetro 7,5 de la ruta provincial Nº 32, más conocida como el “camino a Salto”, el amplio Camping “15 de Diciembre” del Sindicato de Choferes de Camiones es uno de los emblemas que quedó en Pergamino de aquellos años de la “Perla del Norte”.  

Una firma que fue insignia de la época dorada de nuestra ciudad, Expreso Couto, pergeñó este espacio que fue -y es- por todos conocido como “Balneario Toro”. En momentos en que se estaban haciendo las excavaciones para instalar las bombas que harían al funcionamiento de las piletas, la sorpresa fue mayúscula para los operarios al encontrarse con un acuífero de agua salada bajo la tierra. En ese momento, comenzaba la historia de la primera y única pileta de la ciudad con agua salada.

La empresa de transporte entró en un proceso de quiebra sobre finales de la década del 80. A la par de la crisis de la firma, “Toro” iba cayendo en decadencia.

En 1993 lo adquiere el Sindicado de Camioneros, que lo explota a favor de sus afiliados y sus invitados.

“Trabajamos en forma permanente sobre este lugar porque es uno de los beneficios que aportamos a nuestros afiliados, más allá que pensamos siempre en la gente de Pergamino porque es un balneario histórico para la ciudad”, manifestó Héctor Herrera, referente seccional del gremio que conduce a nivel nacional Hugo Moyano.

“El mantenimiento es constante”, aseguró, y así debe ser para poder sostener activo y atractivo el predio de 17 hectáreas, con 170 parrilleros y dependencias de servicios de dimensiones acordes.  

 

Comodidades y más 

Herrera comentó que en temporada siempre llegan al lugar acampantes que pernoctan durante varios días. “Los visitantes se quedan porque saben que contamos con cada una de las cosas que pueden llegar a hacer falta y las ponemos a disposición para que pasen una estadía a pleno”, resaltó durante la entrevista. 

El movimiento de la presente temporada ha sorprendido a los dirigentes por la afluencia de visitantes: “Los fines de semana está realmente hermoso el balneario por el colorido que le pone nuestra gente; hay compañeros de todas las edades y le sumamos los asistentes que no pertenecen al gremio pero saben que siempre tienen las puertas están abiertas para pasar una linda jornada de esparcimiento”, agregó Héctor Herrera.

- ¿Qué cantidad de personas se acercan normalmente un domingo?

- Los domingos estamos teniendo un promedio de 1.800 visitantes y por esto durante toda la semana se hacen intervenciones para que el predio pueda prestar comodidades sin inconvenientes; esta gente que nos elige para pasar su domingo se merece el mejor de los recibimientos, tanto en la zona de sanitarios como en la pileta y la cantina, no podemos permitirnos que un sanitario esté sucio o que falten gaseosas frescas porque el servicio tiene que ser bueno.

Pero afortunadamente decimos la utilización del camping es anual dado que el Sindicato presta sus instalaciones para los clubes de nuestro medio puedan entrenar sin problemas (Douglas es habitual usuario), y este tipo de cuestiones hacen que los cuidados tengan que hacerse diariamente sin descuidar detalles. Nos gusta tenerlo bien para que los compañeros camioneros puedan ir a pasar el día cuando lo deseen y se encuentren con un espacio acogedor, un lugar que los reciba siempre con muchas comodidades a pesar de la época del año que sea.

- ¿Concurre gente de la región?

- Afortunadamente tenemos gente que no sólo representa al gremio, los fines de semana disfrutan del balneario amigos de Salto, Arrecifes, Colón, Rojas y otras ciudades. La promoción del predio va por cuenta de los asistentes, ellos mismos se acercan a agradecernos la atención que brindamos y  difunden entre sus allegados. 

 

El viejo balneario

“Hace tiempo que lo tenemos nosotros”, relató Héctor Herrera; “alrededor de 20 años lleva el balneario en manos del Sindicato de Choferes de Camiones; en ese entonces los dirigentes que se encontraban al frente de nuestra delegación sabían de la venta del camping que pertenecía a la vieja firma Transporte Couto”, recordó el sindicalista local que se encontraba acompañado, entre otros, por Marcos Stamponi, otro dirigente del gremio. 

“Fue así que los compañeros que tenían la obligación de conducir este gremio se comunicaron con Hugo Moyano para contarle lo que sucedía y a partir de ese momento se generaron las reuniones necesarias para que finalmente se adquiera este lugar que siempre tuvo como principal objetivo brindar un ámbito agradable para nuestros vecinos de Pergamino, más allá de que sea la casa de los afiliados”, subrayó Héctor Herrera. “Y si bien es propiedad de nuestro sindicato, desde la conducción nacional se hace hincapié para que la ciudadanía pueda acceder a disfrutar en familia de las piletas con agua salada, de los más de 170 parrilleros que están construidos en distintas partes del camping y de la frondosa arboleda; entre otras cosas”. 

- El agua salada con la que cuentan las piletas es toda una atracción…

- Sí, es algo muy lindo que tiene el camping y también es parte de la historia porque se descubrió este acuífero cuando estaban haciendo las viejas perforaciones para instalar las bombas de agua; por esas cosas del destino el viejo Balneario Toro tenía estas cosas que lo hicieron inédito en esta región de la provincia de Buenos Aires y nosotros solo tratamos de cuidarlo para el bien de la gente.  

 

Una perla en el mar

 

La idea de ocupar estas páginas hablando sobre el exBalneario Toro, hoy Camping “15 de Diciembre”, surgió a partir de cuestionarnos si la ciudadanía de Pergamino sabe, conoce y reconoce este espacio de características únicas en la región.

Para muchos de nuestros lectores será la oportunidad de rememorar otro tiempo, quizás algún momento pasado en “Toro”. Pero también habrá otros, los más jóvenes, para los que será una noticia leer que en Pergamino hay piletas con agua salada donde, además de pasar el día, se pueden disfrutar de estadías campamentiles con todos los servicios necesarios.

El exbalneario ahora camping es como una perla en el mar que espera ser redescubierta para mostrar su renovado esplendor.

En consonancia con nuestro artículo editorial del día de hoy, vemos que existen en Pergamino grandes potencialidades que aún no han sido explotadas, o por las autoridades o por la propia gente, como el caso que nos ocupa. Es una ocasión más de las muchas en que tendemos a buscar afuera aquello que la ciudad nos brinda. 

Lo cierto es que ya sea el Parque Municipal con algunas modificaciones –si hay voluntad política de hacerlas- o el Camping “15 de Diciembre” son dos espacios únicos en la zona por sus características, cada uno con lo suyo, que permiten pensar en construir un nuevo perfil turístico para Pergamino, que amplíe el actual, que se circunscribe mayormente a técnicos agrícolas que vienen por cuestiones laborales o de aprendizaje y ocupan casi totalmente la capacidad hotelera entre semana. O visitantes de un día, que llegan atraídos por la beata Crescencia, algún partido de fútbol o por el esparcimiento nocturno.

En el exBanelario Toro, en sus piletas con “agua de mar”, yace una perla a la que se le ha sacado renovado brillo y espera ser redescubierta por los pergaminenses.