Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Tras la muerte de un pergaminense descartan brote de una bacteria común

La rápida consulta a un médico puede evitar problemas mayores ante el contagio de la bacteria. (ARCHIVO) La rápida consulta a un médico puede evitar problemas mayores ante el contagio de la bacteria. (ARCHIVO)

En nuestra ciudad falleció una persona de 40 años afectada por streptococcus pyogene, una bacteria común que, en determinadas circunstancias (como ésta) puede ser mortal. Se dieron otros casos en el país, sin vínculos entre sí.


Si bien resta la confirmación oficial, se supo que la muerte del convecino Nicolás Dominé (de 40 años) producida el lunes último en Pergamino fue por causa de la bacteria streptococcus pyogene, la misma que se cobró la vida de al menos otras cuatro personas en distintos puntos del país en las últimas horas.
Una nena de 6 años murió en Rosario y otra de siete falleció en Misiones en las últimas horas y sus casos se suman a las muertes de dos nenes producidas en el Hospital Elizalde de la Ciudad de Buenos Aires y que pusieron en alerta al sistema sanitario. Por esta misma bacteria hay además otros dos chicos internados en la exCasa Cuna, que se encuentran estables y un tercero fue dado de alta en las últimas horas.
Aunque autoridades de la Región Sanitaria IV aseguraron que no hay ninguna epidemia, ni siquiera un brote de la enfermedad, el fallecimiento del joven pergaminense, que se encuadra en un caso aislado que no guarda relación con los otros conocidos a nivel país, encendió las alertas en el sistema sanitario local. Este episodio es el primero detectado en la ciudad y la región, por lo que se reconoció la necesidad de seguir de cerca lo que va ocurriendo en los centros de salud tanto públicos como privados. Pero bajo ningún punto de vista –se remarcó- se trata de una situación que amerite tomar medidas como si se tratara de una epidemia o brote de una enfermedad.
La doctora Adriana Torriggino, directora de la Región Sanitaria IV, no confirmó que se tratara de esta bacteria porque hasta última hora de ayer aún no estaban los resultados de las muestras enviadas a los laboratorios nacionales de referencia. Pero todo indica que esta desgracia ocurrida en nuestra ciudad fue por causa del streptococcus pyogene.
Según pudo averiguar LA OPINION, el paciente, que fue atendido en el ámbito de la salud privada, ingresó con un cuadro respiratorio que terminó en una neumonía. Ante la gravedad del cuadro, se le hizo un hemocultivo y punción de pleura, y los primeros resultados habrían dado positivo para streptococcus pyogene.
La aparición de infecciones severas, con sepsis y cuadros de shock por esta bacteria es poco frecuente. En esta oportunidad, se presentaron en simultáneo en distintos puntos del país varios casos graves, especialmente en pacientes pediátricos sin vínculo entre sí, lo que determinó la necesidad de alertar a las áreas epidemiológicas de los efectores sanitarios de todo el país.
A pesar de que las infecciones vinculadas a la presencia del estreptococo en cuestión no son infrecuentes, según los especialistas es llamativa la rapidez con la que empeoraron los estados de los pacientes afectados en los últimos días. También aclararon que estos casos en particular, que no guardan relación entre sí, no ameritan realizar ningún tipo de intervención sanitaria en las instalaciones que frecuentaban las personas afectadas.
Los especialistas remarcan que no se trata de un brote ni una epidemia. Esta es una bacteria muy conocida, que circula frecuentemente y que es muy sensible a la penicilina. Es responsable del 30% de las faringitis en los niños.
Es una enfermedad muy vieja que provoca faringitis y lesiones en la piel, como escarlatina. En este caso, los pacientes presentaron una forma en la que la bacteria pasó a la sangre e hicieron cuadros muy graves. Lamentablemente llegaron en forma tardía al médico y la forma más grave de esta enfermedad tiene una mortalidad de entre 20 y 30%.
Esta enfermedad –aseguran los especialistas- tratada con penicilina se cura en la enorme mayoría de los casos. Pero para ello, es clave la consulta rápida.
También se remarcó que es la época del año en la que esta bacteria circula.
Este tipo de cuadros que llevan al deceso de los pacientes son sumamente raros. Por eso se está llevando adelante una investigación a fin de determinar el genotipo de la bacteria. Si bien en todos los casos el cultivo determinó que el germen fue el estreptococo pyogenes, se derivaron muestras al Instituto Anlis-Malbran para determinar tipo genético.
Este germen si bien es más frecuente en esta época del año, las causas de su detección en un número inusual, con cuadro severo, y en tan breve periodo de tiempo se encuentra aún en investigación ya que no es tan habitual.