Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Últimos detalles para los operativos especiales que harán en estas Fiestas

Los controles vehiculares incluirán alcoholemia. (ARCHIVO LA OPINION) Los controles vehiculares incluirán alcoholemia. (ARCHIVO LA OPINION)

Como todos los años, Inspección General coordinará las intervenciones que se realizarán en Pergamino en materia preventiva de incidentes durante los festejos masivos. A la Agencia Municipal de Seguridad, se sumarán las fuerzas policiales. En estos días quedarán establecidos los locales de esparcimiento nocturno que abrirán.


En el transcurso de esta semana se terminarán de definir varias cuestiones vinculadas con las diferentes áreas que trabajarán en los operativos especiales que se harán con motivo de Nochebuena y Navidad. Como siempre, y a pesar de la crisis, se espera un movimiento intenso de gente en las calles de Pergamino tanto en el horario comercial como en la madrugada del martes 25. Son jornadas en las que la ciudad recibe a sus “hijos” que durante el año llegan de manera esporádica de sus lugares de estudios y también aquellos que residen permanentemente en otras latitudes y vuelven al “pago” para celebrar en familia.

Por eso es que pareciera que, en comparación con otras épocas del año, la población se duplicara. Además, todos confluyen en rutinas y espacios similares por lo que las aglomeraciones son frecuentes en ciertos momentos y espacios y demandan una multiplicación de los esfuerzos de control por parte de autoridades civiles y policiales.

En cuanto a la actividad nocturna en los días festivos, se sabe de dos grandes eventos que aglutinarán a la juventud, a los que seguramente se sumarán eventos privados en zonas de casas quintas. De acuerdo a lo que pudo saber LA OPINION, el intendente Javier Martínez estuvo abocado a estos temas en estos últimos días. Su interés es que se pueda circular con tranquilidad por la ciudad, tanto los que efectivamente participen en la noche como los padres que dejarán salir a sus hijos.

Habrá controles en los puntos de mayor fluidez de tránsito, monitoreados con las fuerzas de seguridad que anualmente se acoplan al programa local. “Una vez más el acompañamiento de las fuerzas policiales nos facilitarán las acciones porque se viene trabajando de muy buena forma con ellos; los mismo pasa con el Comando y Coordinación Departamental; también Gendarmería se compromete con este tipo de planes preventivos reconociendo puntualmente la labor del personal de las áreas municipales de Seguridad y Tránsito”, explicaron.

La estrategia incluirá puestos de control para las inmediaciones de los grandes espacios que abrirán (a cielo abierto) como festejos concentradores, mientras que los boliches estarían cerrados en función de unificar la concurrencia. Lo mismo en las zonas de quintas para desactivar fiestas privadas no declaradas (del tipo que se promocionan por redes y son con venta de entradas). “Observarán gran cantidad de uniformados en el ámbito de las conglomeraciones y habrá inspecciones en cada uno de los locales que podrán funcionar. En este sentido resta definir cuáles quedarán funcionando y eso lo sabremos entre lunes (mañana) y martes”, advirtieron.

“En Avenida de Mayo algunos pubs estarían abiertos y en todos los casos está prohibida la comercialización de bebidas en botellas de vidrio, ni siquiera el champagne se despachará en estos envases porque sabemos que pueden generar problemas”, remarcaron.

En la semana que comienza las autoridades municipales continuarán informando a la población y comerciantes de la noche sobre las exigencias y el modo en que se harán los controles, de modo que nadie resulte sorprendido.

Viaggio Espresso