Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Una conexión clandestina de agua causó problemas en Alsina al 900

Durante algunas horas debió trabajar ayer personal del Municipio para solucionar los problemas que generó esta mala conexión. (LA OPINION) Durante algunas horas debió trabajar ayer personal del Municipio para solucionar los problemas que generó esta mala conexión. (LA OPINION)

Un empalme ilegal en la red general motivó la coordinación de un operativo de Obras Sanitarias y Servicios Públicos. Trabajaron durante algunas horas con maquinaria y herramientas de mano para llevar adelante las reparaciones.


El consumo irracional de agua potable viene siendo alertado por el área de Obras Sanitarias ya que los parámetros están fuera de lo normal para esta época del año. Semanas atrás se advirtió una utilización superior a la esperada y la detección de conexiones clandestinas provoca un serio inconveniente económico para el Municipio, además de reducir la presión en el resto de las casas. “Estamos trabajando en esta zona de avenida Alsina al 1900 dado que nos encontramos con esta unión realizada de manera ilegal”, explicaron fuentes municipales a LA OPINION; “podrá ver la gran cantidad de recursos que se necesitan para llevar adelante la reparación de la cañería afectada; desde personal y maquinaria hasta insumos en general se debieron destinar para solucionar un inconveniente de estas características”, agregaron desde la Comuna.
Si bien esta mala manipulación hizo que se pierda una gran cantidad de agua durante la mañana de ayer, en algunos otros casos se trata de conexiones directas a la red que tienen un derroche menor pero con más continuidad en el tiempo.
Frente a este panorama se deberá lograr la intención del Municipio para intensificar las inspecciones domiciliarias en el marco de algún plan de emergencia que tenga como principal objetivo la concientización en el uso racional y solidario del recurso.

Las multas no alcanzan
Los infractores son pasibles de multas establecidas según las características de cada propiedad, oscilando su valor; además, deberían hacer frente a los gastos técnicos y administrativos, y penalidades previstas en el régimen tarifario, incluyendo el cálculo de consumos retroactivos teniendo presente que ayer el movimiento fue muy grande para hacer las reparaciones que habían anegada un sector de la arteria, a metros de la esquina con Florencio Sánchez.
“De acuerdo al funcionamiento en otras ciudades, los relevamientos se llevan a cabo mediante el entrecruzamiento de datos provinciales y municipales, con la intención de detectar conexiones clandestinas cuyos consumos, no mensurados, implican importantes fugas en la red, en un momento considerado crítico”, señalaron con respecto al trabajo que se hace en otras localidades donde está medido el uso.
Detectada la conexión irregular, “se labra un acta ante escribano público tras lo cual, personal responsable reemplaza la misma por un empalme legal a la cañería de distribución”, explican desde el ente regulador que tiene injerencia en distintos puntos de la provincia de Buenos Aires.

Consumo responsable
Independientemente del esfuerzo que se realiza desde el Municipio con la ejecución de nuevas perforaciones y mantenimiento de las cañerías, “resulta imprescindible que se tome conciencia de que se trata de un sistema limitado, en el que el volumen de agua producido deberá alcanzar para abastecer a la población, pero que sin embargo existen abusos en el uso y consumo del agua por parte de algunos vecinos que generan situaciones de caudales máximos en horas pico que son imposibles de satisfacer, con el consiguiente perjuicio para los habitantes que se encuentran en sectores más vulnerables (por distancia o altura) en lo que a la provisión del agua se refiere”, dijeron.
En Pergamino cada habitante consume muchos litros de agua por día, teniendo en cuenta que la ingesta promedio es de tres litros, el derroche es alarmante: “La cantidad de agua que se extrae por día de los acuíferos cubre con amplitud las necesidades de la población, la prueba está en que durante la mayor parte del año no existen inconvenientes en el suministro.

Pocos cuidan el recurso
En muchos hogares, como en distintos puntos del país, no existe la costumbre de cuidar el agua, pero el uso racional del servicio es cada vez mayor ya que el derroche no solo puede afectar la provisión en verano, sino que se expone a los acuíferos a una sobreexplotación”, se resaltó mientras personal de Obras Sanitarias y Servicios Públicos reparaban los daños causados por esta conexión que se hizo en forma clandestina en avenida Alsina al 1900.
“Es indispensable también arreglar las canillas que gotean o las pérdidas en los inodoros. El simple goteo de una canilla consume unos 50 litros diarios, que es la cantidad que usa para beber toda una familia en una semana. Por un flotante roto del inodoro se pueden desperdiciar hasta 4.000 litros por día. Se recomienda asimismo observar estos consejos para disfrutar de un verano con agua para todos”, resaltaron con respecto a cuestiones que pueden pasar a diario en una casa.