Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Una masiva concurrencia acompañó la primera jornada de “Carnicerías Seguras”

El Síndrome Urémico Hemolítico anualmente reporta alrededor de 500 casos en nuestro país y los números van en ascenso. (LA OPINION) El Síndrome Urémico Hemolítico anualmente reporta alrededor de 500 casos en nuestro país y los números van en ascenso. (LA OPINION)

Dueños y empleados de comercios de este rubro se capacitaron gratuitamente en lo que respecta a las buenas prácticas de manipulación teniendo en cuenta que se busca reducir los índices del Síndrome Urémico Hemolítico. Desde el área de Bromatología realizarán otra charla el miércoles que viene en la Biblioteca Menéndez.


Las expectativas que había por parte de los organizadores quedaron superadas ya que a auditorio completo se llevó a cabo la primera capacitación bromatológica dirigida a quienes están con la manipulación de la carne para su comercialización. A raíz de la respuesta de los pergaminenses que trabajan en este sector, se programó una nueva jornada gratuita para el miércoles, a partir de las 14:00, en la Biblioteca Menéndez y con una duración de dos horas.
De acuerdo a los cálculos que se hicieron una vez culminada la charla, “alrededor de 100 personas, entre dueños y empleados de carnicerías, se capacitaron gratuitamente en lo que respecta a las buenas prácticas de manipulación”, explicó la médica veterinaria Sabina Salvarezza al ser consultada por LA OPINION. “Puntos críticos, enfermedades de Trasmisión por Alimentos (ETAs), zoonosis y prevención, fueron parte también de la agenda desarrollada con especial hincapié en Síndrome Urémico Hemolítico, patología endémica en nuestro país que se presenta en un promedio de 500 nuevos casos cada año”, indicó la funcionaria de la Municipalidad al realizar un balance de la jornada.
Junto a la Dirección Bromatología del Municipio, estuvo también como disertante a cargo la responsable del área de alimentos de la Región Sanitaria IV, ingeniera Gisela Gutiérrez, que viene monitoreando el trabajo con los agentes locales. “Valoremos mucho su intervención porque estamos logrando buenos resultados en estos programas que buscan la inocuidad de los alimentos que consumimos en el Partido”, reconoció la titular de esta área.

¿Qué temas se trataron?
Se abordaron temáticas como cada eslabón de la cadena cárnica, requisitos de calidad y controles respectivos en lo que respecta a producción, elaboración, transporte, comercialización, expendio y consumo.
Implementado desde Bromatología, bajo las directrices de Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (Anmat), el programa busca capacitar a las personas que proveen de carne a la comunidad pergaminense, con los conocimientos necesarios para comercializar con responsabilidad.
“La prevención, capacitación e información son fundamentales para lograr conciencia sobre inocuidad y seguridad alimentaria, siendo todos actores responsables de la salud pública de nuestra ciudad”, destacó Salvarezza.
Tomando como referencia la excelente convocatoria, con inscripciones que superaron el cupo permitido, la capacitación volverá a desarrollarse el miércoles venidero en el mismo auditorio de la Biblioteca, desde las 14:00.
“La Dirección de Bromatología invita a quienes no ingresaron en la primera jornada y a todos los interesados, incluyendo a los vecinos de los doce pueblos. Cabe señalar que no se requiere de inscripción previa”, agregó la responsable de esta dependencia que coordina las intervenciones.

Una enfermedad en ascenso
El Síndrome Urémico Hemolítico afecta principalmente a niños y niñas, pero también puede presentarse en adultos mayores y personas que tienen bajas las defensas debido a otras patologías. En algunos casos, puede dejar secuelas permanentes o incluso provocar la muerte.
Desde Bromatología “recordamos a la comunidad la necesidad de sostener las medidas de prevención, que tienen tres ejes principales: prestar atención en la manipulación de alimentos, lavarse frecuentemente las manos y utilizar agua segura para el consumo. Si bien este año la mayor cantidad de personas afectadas se registró entre enero y marzo, época de mayor temperatura, también se notificaron casos en abril y en mayo, por lo que resulta fundamental mantener todo el año estos cuidados”, dijo Salvarezza.
- ¿Los controles que se llevan adelante de manera rutinaria toman en cuenta este tipo de condiciones que se exigen?
- Los inspectores de Bromatología concretan en forma constante los operativos en los comercios habilitados para este rubro. Hay muchas cosas que se solicitan al momento de hacer la verificación y por tal motivo pedimos que los comerciantes del rubro se sumen a este tipo de capacitaciones porque son temas actuales que muchas veces si no se conocen pueden general un mal a la salud pública.

Viaggio Espresso