Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Una pareja y su hijo recorren la ruta Nº 40 en un Citroën 3 CV: su paso por Pergamino

Erica, Leandro y el pequeño Pedro. De fondo el Citroën 3 CV en el que recorren la ruta Nº 40. (LA OPINION) Erica, Leandro y el pequeño Pedro. De fondo el Citroën 3 CV en el que recorren la ruta Nº 40. (LA OPINION)

Visitan diferentes ciudades y allí prestan colaboración en comedores y ONG. “Focalizamos nuestra ayuda en niños porque creemos que es el sector social más vulnerable”, contaron. “A través de mi ventana” se llama la iniciativa solidaria que pretende unir el país.


Erica, Leandro y Pedrito son los impulsores de una iniciativa solidaria que los lleva a recorrer diferentes ciudades del país desarrollando un proyecto: “A través de mi ventana”, con el que brindan su colaboración en comedores y ONG.
Ella es de San Nicolás y él de Rosario, se conocieron trabajando en un movimiento solidario que ayudaba a personas en situación de calle. Fue ese trabajo voluntario y social que compartieron durante algunos años el que los unió, primero como amigos y después como pareja. Ambos tenían un sueño que hoy están cumpliendo: recorrer la ruta Nº 40, que une Cabo Vírgenes (Río Gallegos) y La Quiaca, parando por diferentes localidades y en ellas desplegando tareas de voluntarismo en comedores, ONG y merenderos, entres otros espacios que requieran de su ayuda.

Unir el país
Sentados bajo el cálido sol otoñal, en la Plaza 9 de Julio, tomando una gaseosa con su bebe, LA OPINION encontró a Erica y a Leandro y tuvo la posibilidad de dialogar con los jóvenes que están de paso por Pergamino. “Todo empezó cuando nos conocimos. Ambos teníamos el sueño de recorrer la ruta Nº 40 que une todo el país ayudando a los más vulnerables”, refirió Erica y contó cómo decidieron materializar su proyecto: “Vivimos en Puerto Madryn un año, eso nos sirvió para estabilizarnos, tuvimos un hijo, compramos un Citroën 3CV, y cuando Pedrito (nombre del bebé) cumplió un mes y medio decidimos hacer realidad nuestro sueño”.
“A través de mi ventana” se llama el proyecto que estos viajeros solidarios van cumplimentando a su paso. En cada ciudad, además de prestar colaboración, y a modo de sustento económico, ofrecen agendas y cuadernos que hacen artesanalmente.

Ayudar a niños
Los viajeros contaron que “estamos focalizando nuestra ayuda en niños porque creemos que es el sector social más vulnerable. En este marco es que hacemos contactos con ONG, comedores y fundaciones, llegamos a la ciudad en la que éstas se encuentran y prestamos nuestra asistencia, colaboramos en lo que ellos nos piden, hacemos colectas y también ofrecemos talleres de encuadernación artesanal sobre todo para que los jóvenes cuenten con una herramienta de trabajo”.
Los interesados en que los viajeros brinden su colaboración pueden contactarse a través de la página de Facebook: “A través de mi ventana”.

En las ciudades
Por otro lado, Erica señaló que vienen trabajando “en algunos comedores y escuelas rurales a nuestro paso, notamos que en el sur no hay tanta necesidad como sí la hay en el centro y norte del país. Estamos registrando que hay muchas personas en situación de calle”.
También contaron cómo van a proseguir: “Hemos realizado varios contactos en las provincias del norte del país, allí vamos a quedarnos algunos días”.
En cuanto a sus expectativas, los viajeros refirieron que “nos gustaría llegar, primero hasta La Quiaca y luego hasta México, devolviendo un poco de lo que nos da la gente”.

Hasta mañana
Su visita a Pergamino es fugaz habida cuenta que estuvieron hace algunos días en San Nicolás arreglando el auto que los traslada. “Estamos de paso por Pergamino, nos quedaremos hasta el jueves, la idea es volver a General Alvear, que es donde dejamos el viaje para continuar con nuestro recorrido”.