Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Utiles escolares más caros: para armar la mochila se necesitan 2.000 pesos

Hay mochilas de 400 pesos, pero también de 5.000, lo mismo sucede con los útiles escolares. (LA OPINION) Hay mochilas de 400 pesos, pero también de 5.000, lo mismo sucede con los útiles escolares. (LA OPINION)

La canasta escolar cuesta un 60 por ciento más que el año pasado. Los comerciantes de librerías refieren que se demora la compra y esperan que en los próximos días aumente la demanda. Afirman que se ha modificado la conducta de compra ya que los consumidores se inclinan por las segundas marcas para abaratar costos.


La semana próxima, si es que hay acuerdo paritario, comenzará un nuevo ciclo lectivo y los estudiantes volverán a vestirse de guardapolvos y uniformes. Por estos días, los mayores están abocados a la compra de los productos que integran la canasta de útiles escolares. Con aumentos superiores al 60 por ciento, los comerciantes de librerías, afirman que se ha modificado la conducta de compra puesto que los consumidores se vuelcan a las segundas marcas para reducir costos.

En diálogo con LA OPINION, Rubén y Viviana Minigo refirieron que “a diferencia de años anteriores notamos que la demanda se viene retrasando por una cuestión lógica que es la falta de dinero. Si bien es cierto y tenemos en claro que la demanda va a estar porque es necesario que los alumnos cuenten con sus útiles escolares para asistir a clases, nos vemos en la percepción de que las personas están comprando a último momento lo necesario y los productos más baratos en detrimento de la calidad”, un comportamiento que se viene repitiendo en las compras en general, incluso en los alimentos.

Más del 70 por ciento

Si bien en algunos medios provinciales y nacionales se informó que los incrementos de los productos que forman la canasta oscilan entre 45 y 50 por ciento, Minigo aclaró que “en nuestro rubro notamos que algunos productos aumentaron un 50 por ciento, pero la mayoría registró subas superiores al 70 e incluso al 80 por ciento, sobre todo los importados. Es importante aclarar que el dólar en marzo pasado no era el mismo que este año”.

Armar la mochila

La demanda es variada, así como también la oferta, hay mochilas de 400 pesos pero también las hay de 5.000, hay lápices de primera marca y los de segunda y tercera. Atento a ello, “con todos los elementos necesarios para comenzar las clases, para armar una mochila, utilizando los productos más económicos, se necesitan 2.000 pesos”, informó Rubén y dijo que hay productos para todo tipo de público, pero “notamos cómo el consumidor ha bajado la calidad de los productos que adquiere abaratando así la lista”.

Respecto a cuáles son los productos que más aumentaron, Minigo indicó que “todos los derivados del nylon y el PVC son los que más incremento registraron, mientras que los fabricados en Argentina y derivados del papel, son los que menos aumentaron”.

Medios de pago

Consultado sobre el modo de pago, Rubén dijo que “nos manejamos con un solo precio sea pago contado o con tarjeta de crédito, por lo que un 60 por ciento de las personas que vienen a comprar abonan con tarjeta de crédito, mientras que un 40 abona con dinero en efectivo. Estamos adheridos al programa Ahora 12 aunque durante pocos días: jueves, viernes y sábados”.

Libros más caros

Con relación a los libros, Viviana sostuvo que “un manual para primaria con cuatro áreas, vale entre 700 y 800 pesos, pero hay otras escuelas que dividen las áreas y cada una necesita un libro determinado por lo que se encarece, ya que cada libro sale alrededor de 400 pesos”. Si se tienen en cuenta los libros que usan los alumnos de secundaria, “se utiliza un libro por materia, teniendo un valor de 500 pesos cada uno”. No obstante, la entrevistada manifestó que “los precios varían en cada editorial y los libros que más valor tienen son los de Inglés ya que van sujetos al aumento del dólar. En promedio un libro de estas características no baja de los 1.300 pesos”.

Ante la crisis, los comerciantes han puesto en práctica la comercialización de libros escolares usados, es decir que las personas pueden entregarlos en buenas condiciones y luego adquirir uno nuevo. “Esto es, sin lugar a dudas, un paliativo muy grande para el bolsillo sobre todo en la modalidad secundaria”, explicó Rubén.

Elegir el libro

El ingreso de la digitalización a los establecimientos educativos, hace pensar que ha disminuido el uso de los libros. No obstante los consultados señalaron que “el libro sigue siendo fundamental para el ejercicio de la docencia y los maestros y profesores opten por ellos, pero sí se nota que una importante cantidad de personas optan por fotocopiar los libros, decisión que es errónea porque no hay tanta diferencia de dinero entre comprar el libro y fotocopiarlo”.

Expectativa

El retraso en la adquisición de los útiles y las modificaciones en los hábitos de consumo, para los referentes del rubro “se avizora una situación compleja, pero aún recordando que en años anteriores se compraba con mucha antelación, sabemos que la demanda va a estar y estamos preparados para ello”.

Viaggio Espresso