Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Útiles escolares: subieron en promedio entre un 30 y un 35% respecto de 2017

En Pergamino, los aumentos superan la media nacional. (LA OPINION) En Pergamino, los aumentos superan la media nacional. (LA OPINION)

Con la cercanía del inicio de clase los padres se encuentran con una canasta escolar con un aumento notorio. En Pergamino, el mayor impacto surge en los cuadernos, repuestos de hojas,  mochilas, cartucheras y otros elementos que son imprescindibles.


Cuando en el almanaque familiar se asoma el comienzo de clases, la compra de útiles se convierte en un tópico ineludible. Todos los años la percepción de los padres, especialmente en el interior del país, suele ser distinta a la que ofrecen las estadísticas oficiales. Este año, según la Cámara Argentina de Papelerías, Librerías y Afines (Capla) el aumento registró un promedio de entre un 22 y 23 por ciento respeto del ciclo lectivo anterior, aunque en un relevamiento local realizado por LA OPINION este número es muy superior y en algunos casos los productos se comercializan entre un 30 y 35 por ciento más que en 2017.

Para la mayoría de los comerciantes locales consultados lo que desnivela los valores de cada canasta suelen ser las mochilas: “Están las que tienen rueditas y todos los detalles a 2500, pero también hay de 250”.

Las listas de útiles son confeccionadas por las casa de estudios cuando el año lectivo finaliza: desde diciembre los padres saben qué deben comprar. Entre fin de año y febrero se comercializa un importante porcentaje de útiles escolares, aunque la gran mayoría espera regresar de las vacaciones y realiza las compras sobre la hora.

Padres no conformes

La opinión de los padres suele ser lo que más se asemeja a la realidad. Roberto tiene tres hijos y en un breve diálogo con LA OPINION manifestó: “El año pasado para esta época compré los mismos productos que estoy llevando y ahora pagué casi el doble”.

Del mismo comercio ubicado en la zona Centro de la ciudad salen Mariela y su hija. La madre expresa casi enfadada: “Hubo un aumento del 40 por ciento, pero bueno, los padres estamos obligados a comprar porque tenemos que cuidar la educación de nuestros hijos”.

Maneras de comprar

La compra de útiles varía según el colegio y el grado. Además de las librerías pequeñas o de barrio, las familias manejan otra opción: los mayoristas o en cadenas de supermercados comprando la marca “blanca” o propia de cada lugar.

La tecnología muchas veces ayuda y los grupos de Whatsapp de padres son materia de consulta constante respecto de precios y hasta se organizan para comprar por mayor y luego dividir las cosas. 

Alejandro, padre de dos pequeños que concurren a un colegio privado de la ciudad, comentó a LA OPINION:  "Nos juntamos por tercer año consecutivo con varios padres y compramos en mayoristas. En primer lugar se hace la lista de cada uno y después compramos por ejemplo 30 cuadernos o 40 block de hojas ralladas o cuadriculadas, lápices de colores, plasticolas y demás útiles. De esta manera ahorramos un 10 por ciento más o menos”.

Uniformes

En lo que respecta a la indumentaria escolar, las subas se dan entre un 20 y 25 por ciento.

Un uniforme completo, pantalón largo de sarga gris, chomba pique, camisa blanca, corbata, suéter, pantalón de gimnasia, remera de gimnasia y medias, alcanzan los 2.200 pesos aproximadamente. A esto hay que sumar  unos 1800 pesos de zapatos y 1500 de zapatillas. Es decir que para vestir a un chico que concurre a un establecimiento privado se deben invertir cerca de 5.500 pesos.