Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

“Vení a PinzoneArte”, un evento enmarcado en el Día de la Virgen de Lourdes

La Capilla de Pinzón cumple 60 años desde que fuera bendecida como tal. (LA OPINION) La Capilla de Pinzón cumple 60 años desde que fuera bendecida como tal. (LA OPINION)

Los vecinos de la localidad rural se aprestan a celebrar los 60 años de la capilla del pueblo por lo que decidieron realizar este encuentro artístico. En Pergamino, la advocación mariana será celebrada este lunes en el templo de avenida Rocha al 1200.


El santoral indica que este lunes la Iglesia católica celebra el Día de la Virgen de Lourdes. En este marco, y para celebrar los 60 años de la Capilla de Pinzón, es que la comunidad de la vecina localidad llevará adelante un evento llamado: “Vení a PinzoneArte”, que incluye, además de la celebración litúrgica, un encuentro artístico y musical.

De acuerdo con lo expuesto por sus organizadores, este lunes la actividad comenzará a las 19:00 con una procesión que comenzará en la Capilla y culminará en el predio ferroviario, donde será entronizada la imagen de la Virgen Nuestra Señora de Lourdes. A las 20:00, el padre Eduardo Sanabria celebrará misa.

Encuentro artístico

A partir de las 21:00, en el Pinzón Football Club se desarrollará un evento que congregará diferentes expresiones artísticas. “Sobre el escenario del club habrá teatro, música, poesía, danza, dibujo, artes marciales, serán expuestos por sus cultores en el primer encuentro de estas características como tributo a los 60 años de la Capilla Nuestra Señora de Lourdes”, expresaron sus organizadores.

Pasarán por el escenario: Grupo de teatro JP Mártire, el trío de voces y guitarras “Los elegidos”, las jubiladas chamameceras del “Rancho e’ La Cambicha”, bailarines, poetas, músicos, dibujantes, recitadores. La entrada al evento es gratuita y los asistentes podrán degustar empanadas, sándwich de pata de ternera, choripanes de elaboración casera, que se ofrecerán en la cantina preparada para la ocasión.

Historia

La historia comenzó el 11 de febrero de 1858 en Lourdes, Francia. Bernadette Soubirous era entonces una niña de catorce años muy devota de la Virgen María y el Rosario. Bernadette fue a Massabielle a recoger leña con su hermana y otra niña, pero al tener que cruzar un río, se quedó atrás debido a su salud delicada. Bernadette estaba cerca de una gruta cuando escuchó un ruido y sintió un viento. La sorprendió la aparición de una nube dorada y a una mujer vestida de blanco. La mujer llevaba los pies descalzos y sobre cada uno tenía una rosa dorada. En la cintura llevaba una cinta azul ancha. En las manos, juntas y posición de oración, llevaba un rosario.

Ante la aparición de la señora, la reacción de Bernadette fue comenzar a rezar el Rosario. Según algunas versiones de esta historia, cuando Bernadette rezaba las Avemarías del Rosario, la señora no decía nada y solo pasaba las cuentas. Cuando rezaba los Padres Nuestros y las Glorias, la mujer rezaba a la vez que ella. Cuando Bernadette terminó de rezar, la señora regresó a la gruta y desapareció.

Apariciones

Las apariciones continuaron. La señora animó a Bernadette a rogar por los pecadores y pidió que se construyera una capilla en ese lugar. El 25 de marzo de 1858 la señora apareció por decimosexta vez. Fue entonces cuando Bernadette le preguntó 4 veces quién era y ella por fin le respondió que era la Inmaculada Concepción. Por ser Bernadette una joven analfabeta y sin acceso al dogma católico de la Inmaculada Concepción de la Virgen María que había sido proclamado el 8 de diciembre de 1854 por el Papa Pío IX, estas palabras permitieron que, por fin, el sacerdote de su parroquia le creyera.

El 7 de abril, Bernadette permaneció en éxtasis durante la aparición de la Virgen, aún cuando la vela que sostenía le alcanzó las manos y se mantuvo encendida en ellas sin quemárselas. La Virgen se le apareció por última vez a Bernadette el 16 de julio de 1858. Sus apariciones fueron declaradas auténticas el 18 de enero de 1862.