Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

VIH, una enfermedad crónica sobre la que sigue recayendo el estigma

Para Harper los testeos en distintos lugares son “una oportunidad”. (LA OPINION) Para Harper los testeos en distintos lugares son “una oportunidad”. (LA OPINION)

En el Día Mundial de la Lucha contra el Sida la mirada se posiciona sobre el camino recorrido en el control del virus y los desafíos que supone esta patología para la que aún no hay cura, pero sí tratamiento -que iniciado tempranamente- asegura calidad de vida. En Pergamino funciona el Consultorio Amigable donde se realizan testeos gratuitos.


Cada 1° de diciembre, el Día Mundial de la Lucha contra el VIH- Sida brinda la posibilidad de reflexionar sobre el contexto general en relación con una enfermedad que se ha vuelto crónica. A los avances científicos alcanzados para ofrecer a los pacientes tratamientos con menos grado de toxicidad y mayor eficacia, le sobrevino la pérdida del miedo por parte de la población general y conductas que favorecieron la irrupción de otras infecciones de transmisión sexual por la falta de uso de medidas de protección. Antes la gente temía morir de Sida y por tanto usaba preservativo en sus relaciones sexuales. Hoy se sabe que con el VIH se puede vivir y esto hace que se relajen medidas de prevención, aunque éstas estén disponibles.

A la par de ello, y a pesar de que se ha avanzado en la conciencia colectiva, la discriminación sigue siendo una constante que sufren los pacientes con diagnóstico de VIH. La ausencia de espacios de atención “amigables” dificulta el acceso al diagnóstico y esto demora el inicio de los tratamientos que, realizados de manera adecuada, aseguran una calidad de vida similar a la de las personas que no están infectadas con el virus.

Para reflexionar sobre estas y otras cuestiones, LA OPINION dialogó con varios referentes en esta temática. Por un lado, entrevistó a María Elena Harper, responsable del Programa de Infecciones de Transmisión Sexual y VIH Sida de la Región Sanitaria IV, quien describió el panorama general en torno a esta enfermedad y puso el acento en los aspectos sobre los cuales hay que seguir trabajando, entre ellos “un mayor acceso al diagnóstico y tratamiento” y la prevención como herramienta para evitar nuevas infecciones y la proliferación de otras enfermedades de transmisión sexual.

María Elena Harper remarcó que el diagnóstico temprano es clave en el manejo del VIH. (LA OPINION)

-¿Cuál es el panorama actual en relación al VIH a nivel de la Región Sanitaria IV?

-En líneas generales seguimos notando que hay una dificultad en el acceso al diagnóstico. En el caso de Pergamino existe el Consultorio Amigable al que la gente puede acceder sin turno para realizar el testeo, pero esto no pasa en otras ciudades de la región, donde las personas tienen que acercarse a los hospitales, donde la gestión de los turnos genera demoras que hacen que se pierdan oportunidades de diagnóstico.

-¿La prueba de diagnóstico forma parte del chequeo médico de rutina?

-En realidad sí, pero los profesionales médicos no tienen tan naturalizado pedir el análisis de VIH en los controles de rutina. Los ginecólogos y obstetras sí lo piden, para la prevención del bebé en el embarazo y para el control de la mujer en edad fértil. Pero la prueba de diagnóstico no está tan incorporada en la población en general.

-¿Esto de alguna manera resolvería las dificultades de acceso al diagnóstico?

-Ayudaría bastante. Nosotros sabemos que si el paciente llega a un diagnóstico temprano y accede al tratamiento, no transmite el VIH. Con eso frenaríamos las nuevas infecciones. Hoy en día es una certeza que la persona que está bajo tratamiento y logra una buena adherencia alcanza una carga viral tan baja que es prácticamente indetectable en sangre. Hay evidencia científica de que en esa instancia no va a infectar a otros. Por eso es tan importante el diagnóstico precoz.

-¿Hay espacios como el Consultorio Amigable en la región?

-Hay algunos centros de testeo en Capitán Sarmiento, San Nicolás y Rojas, pero no hay atención a pacientes que deben concurrir al Hospital. El Consultorio Amigable es un dispositivo integral donde hay un equipo interdisciplinario que favorece la adherencia al tratamiento y además la charla entre pares resuelve inquietudes y ayuda al paciente. Este acompañamiento es muy rico.

-En cuanto a los tratamientos, ¿está garantizado el acceso?

-Está garantizado. Nos ha pasado que nos ha faltado alguna medicación combinada y la hemos dado por separado. Tenemos un grupo bastante grande de pacientes que está tomando tres medicaciones en una y nos ha pasado que se ha desdoblado la administración, pero no hemos tenido que interrumpir tratamientos.

-¿Está estimado cuántos pacientes están en tratamiento a nivel de la Región Sanitaria IV?

-Tenemos un número importante de pacientes que recibe medicación desde el Programa. Pero esto no quiere decir que sean todos los que hay en la región, porque hay muchas personas que se atienden en otras ciudades por una cuestión de anonimato y tampoco tenemos registro de los pacientes que tienen obra social. Sabemos que nuestro número es más reducido que el número real. Tenemos pacientes que migran a Rosario porque es bastante accesible y buscan resguardar su condición de persona con VIH.

-¿Esto es por temor a la discriminación?

-Todavía el estigma es muy grande y decimos que la discriminación muchas veces mata más que el virus porque hay muchos que han sido marginados de trabajos y de su propio entorno afectivo por el temor no solo al contagio. Muchas veces los empleadores tienen miedo que les pidan muchas licencias o que se enfermen mucho, cuando en verdad lo que sabemos es que si el paciente está en tratamiento y es adherente tiene una calidad de vida muy buena.

-¿Los tratamientos han evolucionado?

-Son mucho menos tóxicos y más amigables para el paciente. Antes tenían muchas contraindicaciones y eran muchas pastillas, lo cual parece un tema menor pero no lo es cuando se trata de tratamientos prolongados y que deben respetarse de manera rigurosa.

Fortalecer las campañas

María Elena Harper puso el acento en la importancia de la prevención y el fortalecimiento de acciones que favorezcan el acceso temprano al diagnóstico. Al respecto mencionó el trabajo realizado el año pasado y este en Centros de Atención Primaria de la Salud tanto de la ciudad como de las localidades de campaña donde se realizaron operativos de testeo gratuitos. También la presencia en eventos sociales y lugares estratégicos que representan para la población en general “una oportunidad”. Así, comentó que hoy, en coincidencia con el Día Mundial de la Lucha contra el VIH- Sida se realizará un operativo de testeo gratuito en el evento “Un día para dar”.

-¿Quiénes se acercan a los testeos?

-En general son personas que por este tema quizás no irían a un servicio de Salud. Nosotros realizamos una encuesta y les preguntamos qué los motiva a la realización de la prueba y casi todos coinciden en marcar la oportunidad. Por eso es tan importante fortalecer este tipo de acciones para llegar a gente que no va a ir al sistema de salud por este tema particular. En los testeos incluimos además la prueba de hepatitis C.

-¿Aparecen casos que de otro modo no se diagnosticarían?

-Si bien la prevalencia en población general es muy baja, precisamente los testeos sirven para eso: para encontrar la aguja en el pajar, y llegar a esos casos que no se hubieran reportado de otro modo.

-¿Cuándo una persona debería hacerse el test de VIH?

-Debería hacerse la prueba una vez en la vida. Y siempre que haya tenido una conducta de riesgo, como haber mantenido relaciones sin protección con parejas nuevas.

-¿Por fuera de la conducta sexual hay otras prácticas que significan un riesgo?

En realidad siempre hablamos de que la transmisión puede darse por vía sexual, por transmisión vertical, de madre a hijo y por vía sanguínea.

Un espacio “amigable”

Los martes y miércoles, de 14:00 a 17:00, en el Centro de Atención Primaria de la Salud “Salvador Mazza” (Balboa y Vicente López) funciona el Consultorio Amigable. Allí se realizan testeos gratuitos para la detección del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual y se brinda atención integral a los pacientes que son diagnosticados. Pero la tarea de este dispositivo de salud, que funciona bajo la órbita de la Asociación Civil “Diversidad Pergaminense” y se sostiene con el aporte del Municipio y el soporte que brindan otros organismos como la Región Sanitaria IV, no termina allí. Un equipo interdisciplinario conformado por una médica infectóloga, una médica generalista, una enfermera, una trabajadora social, promotores de salud y una psicóloga trabaja en la atención y contención de un modo que deberían imitar otros espacios de salud para transformarse en “amigables”.

Ingresar al Consultorio Amigable en los días y horarios señalados es observar cómo cada historia clínica se humaniza. Cómo, con la reserva que merece cada caso particular, a la persona se la atiende en su singularidad. Los pacientes tienen allí un espacio de salud, acceden a la medicación y a sus controles médicos de seguimiento. Muchos de ellos son jóvenes y aunque el espacio se asocia con el colectivo Lgtbi, no todos pertenecen a él. Muchos son heterosexuales y varios muy jóvenes. Recibieron el diagnóstico en operativos realizados en espacios públicos o en el propio sistema de salud al que se acercaron por diversas circunstancias y todos recibieron del Consultorio un trato amigable.

Tienen además espacios de escucha y dialogan con pares sobre realidades que se les presentan parecidas. Muchos vienen de fallidas experiencias y recurrentes malos tratos por parte de un sistema de salud que en algunas oportunidades no puede erradicar el estigma. Asumen su condición de convivir con el VIH y encuentran en el Consultorio Amigable ese espacio que los recibe para transitar por su enfermedad de un mejor modo.

El Consultorio Amigable funciona en Balboa y Vicente López. (ARCHIVO LA OPINION)

En diálogo con LA OPINION Pamela Rodríguez, secretaria de la ONG Diversidad Pergaminense y coordinadora del funcionamiento del Consultorio Amigable, señaló: “El Consultorio Amigable está funcionando muy bien, Nación está aportando algunos insumos y estamos realizando testeos además de operativos que concretamos en distintos espacios e instituciones de la ciudad”, mencionó. Así recordó que este domingo de 17:00 a 21:00 horas se concretará una globa en el Parque España en el marco del evento “Un día para dar”.

En relación a los casos que se atienden en el Consultorio Amigable, Pamela Rodríguez precisó que actualmente en el dispositivo hay 118 historias clínicas abiertas, de las cuales 69 pertenecen a pacientes con VIH: “Son hombres, mujeres, heterosexuales y algunos integrantes del colectivo Lgtbi”, detalló, y agregó que también asisten al consultorio trabajadoras sexuales que si bien no están infectadas realizan en el Consultorio Amigable sus controles de salud en forma periódica.

En equipo

Pamela Rodríguez destacó el compromiso del equipo de profesionales que prestan sus servicios en el Consultorio. “El dispositivo cuenta con una infectóloga que atiende a los pacientes, una médica clínica que asiste a la comunidad Lgtbi y trabajadoras sexuales, una psicóloga, enfermera, dos promotoras de salud y una asistente social”, comentó la secretaria de la Asociación Civil.

Valorando la articulación de las acciones con el área de Diversidad del Municipio y el acompañamiento del Estado municipal, la Región Sanitaria y Nación, destacó que a lo largo de los años se observa una evolución del dispositivo y planteó que esto redunda en que cada vez más gente se acerca porque referencia en este lugar un “espacio amigable”.
“Hoy se acerca cualquier persona, no ya solamente los integrantes del colectivo Lgtbi, sino chicas y chicos que llegan para realizarse el testeo o plantear sus inquietudes”.

Menos Sida, más sífilis

Rodríguez reconoció que este año se observaron menos ingresos por VIH en relación a los casos reportados en años anteriores. “Hemos tenido nueve ingresos, un número que es relativamente bajo en comparación con el año pasado. Desconozco la estadística hospitalaria, pero en el Consultorio fueron menos altas”, sostuvo. Y preservando la particularidad de cada situación mencionó que “en general las infecciones se dan en pacientes jóvenes, heterosexuales e integrantes del colectivo Lgtbi porque el Sida no discrimina ni por clases sociales ni por condición sexual”

Igualmente insistió en la necesidad de fortalecer la prevención por cuanto hay un resurgimiento de otras infecciones de transmisión sexual: “Hay muchos casos de sífilis e incluso tenemos conocimiento de que han nacido chicos con sífilis congénita. Esto sucede producto de que se le perdió el miedo al VIH y no se usa correctamente el preservativo”. Respecto de la mirada social hacia el paciente con diagnóstico de VIH, remarcó que “siempre se los incapacita por el solo hecho de ser portadores”.

En este punto señaló: “Socialmente está más asumido y hay más apertura, pero laboralmente hay un estigma y la discriminación siempre se da, incluso un poco más que antes”.
Con la mirada puesta en los servicios de salud, Pamela Rodríguez reflexionó sobre la necesidad de que se transformen en espacios más amigables para las personas que conviven con el VIH. “Falta mucho camino por recorrer, siempre aparece el maltrato hacia la persona con VIH. El ser portador del virus o ser homosexual genera un estigma y eso hay que erradicarlo porque daña aún más que la enfermedad”, concluyó.

Para contactarse

El Consultorio Amigable funciona los martes y miércoles de 14:00 a 17:00 en el Centro de Atención Primaria de la Salud ubicado en Balboa y Vicente López del barrio Belgrano. No se requiere la solicitud de turno previo y se asiste a las personas por orden de llegada. Allí se realizan testeos de VIH y tratamiento a pacientes a través de un equipo interdisciplinario. La medicación se recibe a través de Provincia y los insumos y reactivos para las pruebas a través de Nación. Algunos pacientes en tratamiento reciben además asistencia alimentaria que brinda la Secretaría de Desarrollo Social del Municipio, dependencia que también aporta profesionales. Los interesados en contactarse con este espacio pueden hacerlo a través del 412777 (en el horario de funcionamiento del dispositivo) o al 2477671497.

Viaggio Espresso