numerossanos.com
Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
numerossanos.com
Policiales

Robaron en una vivienda, se olvidaron sus camperas y uno de ellos fue detenido

Las prendas fueron determinantes para aclarar el robo. (CLASF) Las prendas fueron determinantes para aclarar el robo. (CLASF)

El organismo jurisdiccional encargado de analizar las probanzas aportadas por la acusación y los argumentos defensistas, será el Tribunal Oral Criminal Nº 1, dado que la pena establecida por el Código Penal va de los 3 a los 10 años de prisión.


La Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 1 a cargo del Horacio Lasarte esclareció conjuntamente con personal policial de investigaciones (DDI) un robo en un domicilio ocurrido en un barrio de la zona norte de nuestra ciudad. La investigación penal preparatoria, surgió a partir de la denuncia presentada por una vecina que regresó a su vivienda y se llevó la sorpresa de encontrar sus pertenencias revueltas producto del accionar delictivo de uno o más individuos.

Luego de una intensa labor investigativa dirigida por Fernando Pertierra, instructor de la Fiscalía Nº 1, se pudo establecer que el hecho fue protagonizado por al menos un par de sujetos que tras forzar una reja de una ventana ingresaron al domicilio de la denunciante.

El episodio ocurrió a mediados de septiembre, en horas de la noche y los sujetos se apoderaron de varios artefactos: un reproductor de DVD, varias ollas tipo Essen, una olla de aluminio, varios vasos de cervezas tipo chop, una caja con cubiertos, una cartera de color negro de cuero, comestibles, cervezas y vinos, una computadora tipo netbook, un parlante portátil, un taladro, una amoladora, y distintas herramientas de mano, entre otras cosas.

El elemento que permitió esclarecer lo ocurrido fue el hallazgo de diferentes prendas de vestir olvidadas por los acusados en la escena del robo. Los delincuentes olvidaron un par de prendas de abrigo en la vivienda que fueron secuestradas por el personal policial científica que se presentó en el lugar luego del aviso de la víctima. Fue la vecina quien, a través de un grupo de WhatsApp de los habitantes del barrio, que publicó las fotos de las vestimentas que no le pertenecían con el objeto de individualizar a los delincuentes.

La pesquisa, orientada por el hallazgo de estas prendas, se allanó a partir del testimonio aportado por algunos vecinos del barrio integrantes del grupo, que señalaron que esas vestimentas pertenecían a un par de sujetos conocidos en el barrio por sus actividades delictivas.

La labor de la Fiscalía, una vez reunidos estos elementos, se centró en determinar los domicilios de los sospechosos para realizar allanamientos previa solicitud al juez de Garantías interviniente Fernando Ayestarán. Realizados los allanamientos, y habiendo recuperado parte de los elementos robados en uno de los domicilios, se pudo vincular con elementos de prueba indubitables a uno de los sindicados por el hecho, quedando detenido a disposición del juez solo dos días después de consumado el hecho.

Días pasados el fiscal Lasarte elevó la causa a juicio para someter a debate oral la conducta delictiva atribuida al imputado caratulada como robo agravado por efracción, quien aún sigue detenido a la espera del mismo. Los elementos probatorios agregados a la causa son principalmente, además de las pericias e informes realizados por la policía, los testimonios brindados por la víctima, que denunció el hecho y halló las prendas de vestir extrañas a su propiedad, el relato aportado por los vecinos del barrio identificando a los sospechosos y una foto hallada en las redes sociales del detenido vistiendo una de las prendas en cuestión.

El organismo jurisdiccional encargado de analizar las probanzas aportadas por la acusación y los argumentos defensistas, será el Tribunal Oral Criminal Nº 1 de nuestra ciudad dado que la pena establecida por el Código Penal va de los tres a los diez años de prisión.

Viaggio Espresso