Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Policiales

Tres de los sobrevivientes de la tragedia en la Comisaría Primera se negaron a declarar

Juan Manuel Escalera expuso su versión de los hechos ante los integrantes del Tribunal Oral Criminal Nº 1. (LA OPINION) Juan Manuel Escalera expuso su versión de los hechos ante los integrantes del Tribunal Oral Criminal Nº 1. (LA OPINION)

Uno de los detenidos que cumple su condena en Junín manifestó ante los jueces que fue amenazado de muerte, él y su familia. Otros dos adujeron que no podían testimoniar por estar en crisis nerviosa y de angustia. Tres jóvenes brindaron su versión de los hechos.


En la quinta jornada del juicio por la tragedia de la Comisaría Primera ocurrida en marzo de 2017, ayer continuaron declarando sobrevivientes, todos ellos privados de la libertad.
Cuando todo parecía encaminarse a ser una audiencia sumamente importante para las partes, la jornada tuvo un giro sorpresivo al expresarse uno de los detenidos en el Servicio Penitenciario de Junín. Manifestó no poder declarar por haber sido amenazado de muerte, tanto él como su familia. Además, otros dos sujetos adujeron que no podían testimoniar por estar en crisis nerviosa y de angustia; mientras que dos testigos presenciales de aquella noche (J.M.E. y C.P. –la Fiscalía pide reserva de identidad a pesar de ser un debate público debido a las amenazas que sufrió el otro joven-) que se encuentran cumpliendo condenas por robo en San Nicolás y Junín respectivamente, indicaron su versión de los hechos ante los miembros del Tribunal Oral Criminal Nº 1 (integrado por los jueces Guillermo Burrone, Danilo Cuestas y Miguel Gaspari). También ofreció su relato Hugo Villafañe, actualmente encarcelado en Junín.
Al igual que en las jornadas previas, el juicio oral y público tuvo lugar en la sala de audiencias de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal y familiares de ambas partes demostraron una vez más una ejemplar conducta ante un gran operativo de seguridad, pocas veces visto por estos lares.
En el banquillo de los acusados estaban los exagentes policiales Alberto Donza, Sergio Rodas, Brian Carrizo, Matías Giulietti, Carolina Guevara y Alexis Eva. Sus abogados, Carlos Torrens y Federico Mastropierro buscaron poner de relieve el buen trato de sus defendidos para con los detenidos y además exhibieron como estrategia puntualizar en algunas contradicciones en los testimonios de cada uno de los sobrevivientes entre lo que habían declaro horas y días después del incendio y lo que manifestaron ayer en la sala de audiencias ante los jueces. Hoy seguirán declarando testigos directos, sobrevivientes, y la próxima semana no habrá actividad por pedido del bloque de la defensa.

Los seis acusados junto a sus abogados. (LA OPINION)

Investigación
Tras la denuncia pública que realizó uno de los detenidos sobre amenaza de muerte, ahora será el turno de la Fiscalía General de investigar el origen de las acciones que remarcó el joven que cumple una condena en la Unidad Nº 49 del Servicio Penitenciario de Junín.
Además tanto él como los otros dos sujetos que no ofrecieron su versión de lo que ocurrió aquella tarde de verano en 2017, podrían ser llamados a declarar durante los próximos días, teniendo en cuenta que el juicio finalizará en los primeros días de octubre.

19 detenidos en la Primera
El trágico hecho ocurrió la tarde del 2 de marzo de 2017, poco antes de las 18:50, en la exComisaría Primera, que por entonces estaba ubicada en la calle Dorrego entre Merced y San Nicolás, en la misma manzana en la que se emplazan el Palacio Municipal y la Jefatura Departamental de Policía.
Una vez controlado el incendio, los Bomberos Voluntarios de nuestra ciudad hallaron muertos a siete de los 19 detenidos. Los jóvenes fallecidos fueron Sergio Filiberto, Federico Perrotta, Alan Córdoba, Franco Pizzarro, John Mario Chillito Claros -de nacionalidad colombiana-, Juan Carlos Cabrera y Fernando Emanuel Latorre, que se encontraban alojados en la celda Nº 1 de dicha dependencia.
Había 19 presos en las celdas: siete de ellos murieron, 12 salvaron sus vidas de milagro y sus testimonios “son más que importantes”, según expresaron ayer ante LA OPINION fuentes cercanas a la querella y desde la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio Nº 3 que preside Nelson Mastorchio.
Cabe destacar que por el delito de abandono de persona agravado por el resultado muerte, los imputados podrían recibir penas de cinco a 15 años en prisión efectiva.

 

Viaggio Espresso